«No vamos a permitir que la UE nos imponga un marco de convivencia con Gibraltar»

El Gobierno ha admitido que versiones anteriores de la declaración política que establecerá el marco de la relación futura entre el Reino Unido y la Unión Europea tras el Brexit recogía la posición española sobre la cuestión de Gibraltar, pero que a última hora se modificó «con nocturnidad y alevosía» a petición de la primera ministra británica, Theresa May.

Así lo ha reconocido el secretario de Estado para la UE, Luis Marco Aguiriano, en declaraciones a los medios de comunicación antes de hablar ante la Comisión Mixta que componen diputados y senadores para explicarles el acuerdo del Brexit. En esa comparecencia, ha informado de las reservas que el Ejecutivo tiene acerca de ese acuerdo de retirada y del borrador de declaración política que establece el marco de la relación futura entre el Reino Unido y la UE.

Las reservas tienen que ver con que los textos, tal y como están redactados en la actualidad, no dejan claro sin ningún género de dudas que todas las cuestiones relativas a cómo esa relación futura se aplicará en Gibraltar debe ser independiente de la negociación general y además deberá contar siempre con el visto previo de España.

Con la redacción actual se podría interpretar que Gibraltar queda incluido en la relación futura que Reino Unido negocie directamente con la UE, como advierte la Abogacía del Estado y la Asesoría Jurídica Internacional del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, una interpretación que es inaceptable para España.

«No ha habido sensibilidad»

Sobre Gibraltar, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha dicho que el Gobierno asume que «Reino Unido ejerza la representación, pero no lo consideramos parte del Reino Unido y seguimos entendiendo que es una situación colonial que España no va a permitir». Y ha añadido: «No vamos a aceptar que la Comisión Europea nos imponga ningún marco de relación con esta colonia».

«Sentimos que no ha habido la sensibilidad en un tema como este. Se trata de un hecho muy excepcional en Europa y pese que ha estado asumido no deja de ser una cosa extraña que en nuestro país tengamos una colonia británica», ha concluido.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!