«No tenemos ninguna necesidad de reinventarnos»

Pablo Carrero

Guitarras potentes, melodías sencillas, estribillos pegadizos, letras agudas e irónicas y un punto de mala uva son algunos de los elementos que conforman la fórmula con la que los madrileños Punsetes se han hecho un hueco como una de las bandas más atractivas de la actual escena alternativa.

Casi tres lustros después de que empezaran a mover sus primeras maquetas por emisoras de radio y fanzines de limitada circulación, el quinteto edita su nuevo álbum, «Aniquilación», y lo empieza a presentar desde este mismo fin de semana en Madrid (sábado 28 en la sala Wurlitzer Ballroom): «Nunca nos planteamos cuánto tiempo íbamos a estar tocando juntos, ni nada parecido –señala Chema, bajista del grupo– pero ahora lo piensas y la verdad es que nos parece muchísimo».

Portada de «Aniquilación», sexto álbum de Los Punsetes – Mushroom Pillow

Una de las claves de esa longevidad es que van muy a su aire, manteniendo el puro placer de hacer música como única motivación: «Últimamente da la sensación de que todos los grupos se forman con la idea de hacer un producto de sí mismos y están más preocupados de su imagen, de sus redes sociales y de lo que digas los demás que de disfrutar de la música, y ese no es nuestro caso en absoluto. Por supuesto, nos gusta que a la gente le guste lo que hacemos y poder tocar en cada vez más sitios, pero todos tenemos nuestros trabajos y nuestras vidas al margen del grupo, así que cuando nos juntamos lo que nos motiva es el hecho de hacer canciones y pasarlo bien tocándolas».

A esa misma actitud parece obedecer también el hecho de que no busquen conscientemente una evolución en su sonido con cada nuevo disco: «La verdad es que no le damos muchas vueltas y con este nuevo disco la dinámica ha sido muy parecida a la de siempre: básicamente, ir haciendo canciones y cuando tenemos unas cuantas que creemos que están bien, pues nos metemos en el estudio a grabarlas e intentamos que queden lo mejor posible. Nunca tenemos ideas previas, una orientación concreta… la verdad es que todavía no nos aburrimos lo suficiente como para tener que hacer algo distinto. No sentimos ninguna necesidad de reinventarnos».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!