«No se preocupen por la radicalidad ni por el extremismo»

La candidata socialista a la Presidencia del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, ha dicho este lunes que, con el acuerdo suscrito entre el PSOE, Podemos-Equo e IU, se ha conseguido un ejecutivo de progreso «con garantía de estabilidad».

Andreu ha presentado su programa de Gobierno en la sesión de investidura celebrada en el Parlamento regional, que continuará mañana, martes, con la previsión de que sea elegida por mayoría absoluta al sumar 17 votos -15 del PSOE, 1 de Podemos y 1 de IU-, lo que pondrá fin a 24 años de Gobierno del PP.

La candidata liderará un gobierno formado por el PSOE y Podemos-Equo -que será responsable de una consejería-, con el apoyo externo de IU, tras el acuerdo alcanzado el pasado día 21, después de que la formación morada no apoyará la investidura de Andreu en julio.

La previsión es que, el próximo día 29, jueves, Andreu tome posesión como la primera mujer que presidirá el Gobierno de La Rioja, que será el último en conformarse tras las elecciones del pasado 26 de mayo.

Para Andreu, «el acuerdo es lo que empasta, el programa es lo que une y la responsabilidad de que un proyecto de progreso triunfe en La Rioja es lo que hará que los recelos que todavía puedan existir se superen».

Ha explicado que, después de 24 años -de gobiernos del PP- y un largo tiempo de «autoritarismo clientelar», La Rioja no podía perder la oportunidad de girar hacia la izquierda y dar una respuesta de «progreso y libertad» a esta tierra.

La candidata ha agradecido a IU su «comportamiento leal y riguroso» y a Podemos-Equo el querer buscar una solución y garantizar que el acuerdo ofreciera una salida «digna» a todas las fuerzas políticas.

«Lealtad» al futuro Gobierno

Ha recalcado que su programa «no se agota en esta legislatura» y tampoco se ceñirá a su electorado porque «buena parte de la centralidad en España y La Rioja está buscando donde apoyarse». Por ello, ha precisado que en su Gobierno habrá «un equipo abierto, lo más transversal posible», en el que se identifiquen sus votantes, pero también quienes se sientan a gusto con las políticas progresistas y de izquierda.

Ha pedido al resto de diputados -12 del PP y 4 de Ciudadanos- que «no se preocupen por la radicalidad ni por el extremismo» porque la única radicalidad se empleará en la lucha contra la corrupción, la pobreza, el despilfarro, el fracaso escolar, el desempleo, la desigualdad y la apatía, unas tareas en las que ha prometido que los socialistas serán «radicalmente demócratas».

También se ha comprometido durante su discurso a ser leal a España y a la solidaridad entre comunidades, sin olvidar la defensa de La Rioja dentro del estado autonómico y su singularidad financiera. Ha avanzado la elaboración de «un estudio para la valoración de los desequilibrios producidos por los agravios fiscales, reconocidos por los tribunales, pero nunca compensados», en referencia al efecto frontera de la región con los territorios forales.

Su homólogo popular, Jesús Ángel Garrido, ha incidido en que Andreu y el PSOE ya se «arrepienten» del pacto «radical» y de «extrema izquierda» que han suscrito y cree que los socialistas han pagado «un gran precio» por asumir la Presidencia de La Rioja.

El portavoz de Ciudadanos, Pablo Baena, ha lamentado que el retraso para acordar el Gobierno solo ha servido para «repartir sillones y cargos» a Podemos.

La diputada de Podemos, Raquel Romero, ha destacado su «lealtad» al futuro Gobierno progresista de coalición en La Rioja; y la de IU, Henar Moreno, ha dicho que el nuevo Ejecutivo le tendrá a su lado siempre que se avance en el cumplimiento del programa firmado.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!