«No podemos depender de que Messi entre a solucionar las cosas»

El empate del Barcelona ante el Athetic de Bilbao supone un nuevo tropiezo, el tercero consecutivo, que significa que los azulgranas se han dejado siete puntos por el camino de los últimos nueve disputados. La suplencia de Messi evidenció una dependencia excesiva del argentino, que tuvo que aparecer en la segunda parte para que el equipo se reencontrará con sus señas de identidad. Luis Suárez lamentó que Valverde tuviera que recurrir a Messi para intentar levantar el partido. «Hicimos todo lo posible para llevarnos el partido. Pero no se dio la circunstancia. Ellos llegaron una vez y marcaron un gol. Eso es una injusticia. Tuvimos ocasiones para convertir. Messi es el mejor del mundo, pero no podemos depender de que entre Leo a solucionar las cosas. Muchos jugadores estamos aquí por méritos propios. No podemos depender de él o de Busi. Teníamos que ir ganando antes de que ellos entraran al campo», denunció. El uruguayo añadió: «Obviamente, esta racha te deja cierta preocupación por los resultados y actitud. Tenemos que hacer autocrítica y reflexionar. Somos profesionales y debemos asumir responsabilidades».

Precisamente, Leo Messi asumió su responsabilidad como capitán y dio la cara tras este nuevo tropiezo. «Creamos situaciones como para poder ganar. Somos conscientes que debemos hacernos más fuertes defensivamente y que no recibamos goles en cada partido. El año pasado no nos hacían goles y ahora a la mínima nos marcan. Debemos hacernos fuertes en lo defensivo», apuntó el argentino. Y añadió: «Tenemos plantilla y jugadores como para ser un gran equipo, un conjunto y no depender de nadie. Tenemos jugadores de sobras. Es una lástima estos resultados pero hay que estar tranquilos y ser conscientes que esto es muy largo».

También Jordi Alba se sumó a las preocupaciones de Suárez. «Son tres partidos que no hemos ganado y está claro que tenemos que mejorar cosas para conseguir los puntos. Tranquilidad no hay pero tenemos que estarlo. Tenemos que mejorar muchas cosas. El equipo ha luchado hasta el final y no ha tenido la suerte que necesitaba para ganar el partido. Ellos solo han tenido una ocasión muy clara, que es con la que han ganado el partido», explicó. Y trató de justificar la situación: «Llegamos muchas veces y la pelota no entra y el contrario nos llega muy pocas pero nos marcan goles. Hay que cambiar eso porque nos falta un punto de suerte. Ahora hay que cambiar el chip y centrarnos en la Champions».

Busquets en cambio se mostró algo más optimista. «La dinámica no es positiva, no es la que queríamos porque aspirábamos a subir de tres en tres. A veces pasa que no te sale nada arriba, que te hacen un par de jugadas de peligro y te hacen gol. Por una parte está claro que nos ha faltado un poco de suerte, pero por otra, tampoco es que sea una situación alarmante la que tenemos en Liga. Esto está empezando y a ver si podemos mejorar», explicó el centrocampista, que trató de dar respuestas a las dificultades que encuentran en cada partido: «Cuando encajas goles todo es más difícil. Sobre todo si el equipo contrario se pone por encima en el marcador. Esperamos que cambie la suerte».

Ernesto Valverde trató de transmitir confianza: «Lo que más nos afectan son los números porque esta era una semana de nueve puntos en la que sólo hemos sumado dos. Es una semana difícil porque no hemos conseguido el objetivo. Cada partido ha tenido sus circunstancias. Sabíamos que hoy nos presionarían al principio del partido y que sería complicado que la mantuvieran. Hay cosas que creo que podemos mejorar. Sobre todo, nuestro balance ofensivo del primer tiempo. Luego hay otras en las que tenemos que seguir insistiendo, como el acierto, que nos ha faltado. El problema de entrar en una dinámica de estas es todo el ruido que se genera, que no te deja ver la realidad. La realidad es que si hubiésemos marcado antes podríamos haber ganado el partido. Tenemos que hacerle frente, darle la vuelta y tirar para adelante». Y explicó cómo reconducir la situación: «A nivel futbolístico, intentaremos hacer lo mismo que intentamos hacer durante los partidos. Hay momentos en los partidos en los que concedemos goles un poco absurdos. Puede suceder y hay que hacerle frente. No podemos pensar que no podemos ganar porque no es así».

El técnico también justificó la suplencia de Messi: «Es responsabilidad absoluta mía. Hago una lectura de los partidos que llevamos. Llevamos cuatro partidos en diez días. Pienso lo que puede ocurrir y pienso que Leo y Busquets tienen que descansar, sabiendo que tenemos el miércoles un partido muy complicado y una plantilla amplia. Sé que es una decisión arriesgada. Si hubiese salido bien, no me lo preguntaríais». Y concluyó: “Cuando tomo la decisión, pienso en lo mejor para mi equipo y para mi club. Eso lo hago siempre antes de jugarse los partidos, no lo puedo hacer después ni rebobinar. Los aficionados pueden pensar lo que crean conveniente, pero yo debo pensar en lo mejor para mi equipo. ¿Por qué se ha lesionado Sergi Roberto con un solo partido jugado? Si llega a ser Messi…».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!