«No me dirigía la palabra»

Conocido por ser hijo de Raquel Bollo y Chiquetete, Manuel Cortés ha concedido hoy unos minutos a «Sálvame» para contestar a las preguntas de los colaboradores tras la fatídica muerte de su padre el pasado fin de semana. «Conmigo no fue un buen padre», ha asegurado entre lágrimas. «Que se te vaya un padre es lo peor del mundo y muy duro pero con la situación que yo tenía se hace todavía más duro», ha confesado. Cuando el joven es preguntado sobre la reacción que tuvo la familia del cantante en la iglesia, este ha respondido con firmeza: «Había gente que se aprovechaba de la situación para hacerme fotos a la entreda», y explicó que su hermana Rocío fue en su búsqueda: «Me dijo que me pusiese con ella que había hueco para mí delante pero le respondí que quería pasar por el medio en mitad de la misa y que no quería que a nadie se le fuera a cruzar el cable».

Chiquetete y Raquel Bollo – Gtres

Malos tratos

Antonio Cortés Pantoja y Raquel Bollo contrajeron matrimonio en Sevilla en 1995, cuando él le doblaba la edad. Ella tenía 20 años y él 47. Fruto de esa relación nacieron dos hijos: Manuel (1995) y Alma (1999). En 2003 llegaron la ruptura y los problemas.

Bollo denunció a su exmarido por malos tratos en varias ocasiones. La televisiva se paseó por los platós contando su versión, sin embargo el cantante insistía en que la denuncia se debía a los «celos» de ella. Su abogado también alegó que el cantante habría bebido más de la cuenta. Tras esas acusaciones, el cantante pasó al contraataque y denunció a Bollo por injurias e incluso le pidió cárcel e indemnización de 700.000 euros. Pese a que Bollo ganó los juicios, Chiquetete, cuya situación económica no era boyante, fue condenado por impago de pensión. Un rosario de ataques y contraataques que ambos pasearon por las televisiones con exclusivas de por medio.

Raquel Bollo y Chiquetete
Raquel Bollo y Chiquetete – Gtres

Hace unos años, Manuel Cortés ofreció una entrevista con «Sábado Deluxe» en la que se abrió sobre la mala relación que tenía con su padre: «La última vez que lo vi se le quedó la cara blanca y agachó la cabeza. No me dirigía la palabra y no le encuentro explicación», y aseguró que los malos tratos de su padre a su madre lo ha superado «poco a poco»: «Recuerdo que cuando mi padre venía de una manera sabía que tenía que hacer poco ruido, no decir nada y ponerme los dibujos aunque no los veía», dijo visiblemente emocionado.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!