«No es un marrón ser compañero de Carlos Sainz, algo aprendes siempre con él al lado»

«Tengo 46 años y llevo 23 Rally Dakar, mi mida es el Dakar. Desde niño veía este rally y luego me dediqué a ello. Correrlo profesional es un sueño hecho realidad. A nivel personal la vida te cambia porque has corrido en África y en Sudamérica y piensas que tenemos la suerte de vivir y nacer donde vivimos y nacemos». Nani Roma fue así de sincero al valorar lo que significa este raid monumental en su vida, no solo deportiva, sino personal. «La primera vez que aterricé en el Dakar, al llegar a África, es el mejor recuerdo que tengo de estos 23 años centrados en el Dakar. Y ganar, por supuesto, pero la impresión de ir a otro continente tan distinto es inolvidable».

Campeón en coches y en motos, el catalán valoró su rivalidad y amistad con Carlos Sainz: «Carlos Sainz, Peterhansel y Despres van a estar corriendo y mejor tenerlos como compañeros, así aprendes cosas nuevas, que en otros equipos. Al final tenemos que correr para ganarles a ellos y a otros pilotos. Estamos bien preparados, hemos ganado tres carreras de cuatro este año y ahora lo importante es hacerlo bien y tener suerte. Tendremos el sol encima tres horas diarias, que no te deja ver. En Perú haremos todo el rally 2019 y será un 70 por ciento arena y dunas, no es lo ideal para el Mini, pero vamos a correr para ganar».

El campeón busca su tercera victoria: «Lo importante es quedarte satisfecho porque lo has dado todo. Claro que quiero vencer. En Perú queremos hacerlo bien y ganar. Los rivales son los buggys, que son más rápidos fuera pista, pero en dunas estamos equlibrados. Al-Attiyah y De Villiers corren con los Toyota, que son favoritos, y Loeb, con Peugeot, son los rivales externos. No ganará un coche, sino quien le ponga más ganas».

Roma (Mini) subrayó que «no es ningún marrón tener como compañero de equipo a Carlos Sainz», vigente ganador de la prueba, ya que «es mejor tenerlo en casa, algo vas a aprender», al tiempo que se ha mostrado satisfecho con su preparación para la carrera y ha asegurado que si no gana «no será por falta de coche. Toda mi vida he tenido compañeros muy duros y siempre me han hecho mejorar como piloto. Sainz, Peterhansel, quien sea va a estar corriendo, así que mejor tenerlo en casa, que algo vas a aprender, que fuera. Siempre está bien tener un compañero como Carlos. No es ningún marrón porque al final quieres ganarle lleve el coche que lleve». Doble ganador del Dakar en motos (2004) y en coches (2014), advirtió de que la próxima edición de la carrera, que se disputará íntegramente en Perú del 6 al 17 de enero, va a ser «compleja» porque se correrá «en un contexto muy diferente» al de otros años. «No podemos caer en el error de pensar que va a ser corto, porque va a ser muy intenso. El día a día va a ser duro hasta el último kilómetro y este año va a estar abierto para todos. No es el Dakar perfecto para un 4×4 porque hay mucho fuera pista, pero tenemos un coche que sobre todo es muy robusto y competitivo. Si perdemos no será por falta de coche».

Piensa que tendrá opciones de ganar junto con su copiloto Álex Haro, Roma reconoció que la presión siempre le acompaña. «No me acuerdo de la última vez que no sentí presión en el deporte. A veces me sorprendo conmigo mismo, me pongo nervioso hasta cuando hago una carrera de motocross con mi hijo. La presión hace falta, si no la sientes antes de competir no vas a hacer nada importante. Me autoexijo muchísimo y la presión me ayuda a ser mejor, pero muchas veces no es agradable. Es parte del juego».

Insistió en su vida centrada en el Dakar: «Tengo 46 años y llevo 23 Dakar», rememoró el piloto, que ha pasado «la mitad de la vida corriendo este rally. Mi madre es francesa y cuando era niño me cruzaba con la caravana del Dakar cuando iba a Francia y me parecía una barbaridad. A nivel profesional es una suerte enorme y a nivel personal te cambia mucho». Durante todo esto tiempo, Roma ha competido en múltiples ocasiones tanto en África como en Sudamérica, que acoge la competición desde 2009. Aunque «a muchos pilotos les gustaría volver al continente africano», son conscientes de que «no es un tema fácil y cada día menos por cómo está geopolíticamente. Sudamérica tiene sitios espectaculares como Chile o Argentina, hay espacio para hacer cosas. ASO tiene que reflexionar y cambiar un poco la manera de hacer las cosas. El futuro más seguro es Sudamérica. Se está hablando de volver a África, pero no lo veo».

Reivindicó que el Dakar era positivo para África, que acogió la prueba por última vez en 2007. «Había gente que nos criticaba mucho cuando pasábamos por África, pero aportábamos a nivel económico y de visibilidad en cuanto a la situación del continente. Ahora a toda esta gente no la veo hablando de África ni hablando de nada». Roma disputó el Dakar por primera vez con un moto KTM en 1996. Tras proclamarse campeón sobre dos ruedas en 2004, al año siguiente se pasó a los coches y en 2014 lo conquistó al volante de un Mini. Después su abandono del año pasado, en menos de tres semanas volverá a la carga para disputar la prueba por vigésimo tercera ocasión. Esta 41 edición del Dakar tendrá solo diez etapas, todas ellas en Perú, del 6 al 17 de enero, y más de 5.500 kilómetros, el 70 por ciento en la arena.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!