Ni un solo avance tras las gestiones de Trump en Corea del Norte

Las nueva política en materia nuclear de la Casa Blanca está alterando profundamente los equilibrios internacionales de poder consolidados desde el final de la Guerra Fría, algo que está uniendo a demócratas y republicanos en el Capitolio contra el presidente Donald Trump.

La retirada unilateral de un crucial pacto de desarme con Rusia, las negociaciones directas con Corea del Norte, el antagonismo con Irán y el apoyo al intento de Arabia Saudí de dotarse de reactores son «decisiones temerarias que están aislando a EE.UU.», según Nancy Pelosi, que con toda seguridad será presidenta de la Cámara de Representantes cuando comience la nueva legislatura en enero.

Esos cambios no son necesariamente en beneficio de EE.UU. y sus aliados. SegĂşn un informe publicado el jueves por el Organismo Internacional de EnergĂ­a AtĂłmica, dependiente de la ONU, las conversaciones de Trump con el dictador norcoreano Kim Jong-un no han tenido de momento el efecto deseado: la central de Yongbyon sigue produciendo material fisible que podrĂ­a llegar a emplearse como armamento en 60 misiles.

A pesar de esto, la Casa Blanca mantiene los planes de que los dos líderes se vuelvan a reunir, como hicieron en junio, a partir del nuevo año. Según reveló la semana pasada el vicepresidente norteamericano, Mike Pence, en esa cumbre ni siquiera se le pedirá a Corea del Norte la condición de que presente una lista completa de sus instalaciones y material nuclear, algo necesario para verificar un posible desarme.

La retirada unilateral de EE.UU. del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio firmado hace 40 años con Rusia ha provocado fricciones entre Trump y sus aliados en la OTAN, que consideran que el presidente norteamericano está facilitando un rearme nuclear en Europa. Trump, sin embargo, argumenta que Rusia lleva rompiendo ese acuerdo hace años, usando pruebas con misiles de capacidad nuclear para intimidar a Ucrania y Georgia.

En lo que supone un fracaso de la estrategia nuclear de Trump en Oriente Próximo, el mismo Organismo Internacional de Energía Atómica ratificó el jueves que el régimen iraní está respetando su parte del acuerdo nuclear del que se ha retirado EE.UU. pero que mantienen en vigor Francia, Alemania y Reino Unido.

La Casa Blanca reinstauró sus sanciones el 5 de noviembre y dos semanas después hay indicios de que «Irán está respetando sus compromisos de desnuclearización», dijo el jueves el director de ese organismo internacional de la ONU, Yukiya Amano.

Con la excepción del levantamiento de sanciones sobre Irán, que criticaron ampliamente los republicanos, tanto estos como los demócratas coinciden en la necesidad de poner límites a las decisiones unilaterales del presidente, algo que podrán hacer con acuerdos cuando comience la nueva legislatura, en la que cada partido controlará una de las dos cámaras del Capitolio.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!