Network Steel ya tiene «prácticamente vendida» su futura producción en León

La fábrica de producción de acero galvanizado en que Network Steel convertirá la planta que ha adquirido a Vestas en Villadangos del Páramo no ha echado aún a andar, pero su «producción está prácticamente vendida», lo que supone un plus para el proyecto que esta firma de capital 100% español tiene previsto en León, para proveer de este material a los mercados español y portugués. Así lo destacó ayer el presidente del grupo Network Steel Resources (NRS), Oscar Heckh, en la presentación del proyecto, que supondrá una inversión de 130 millones de euros en la que será la principal y más moderna fábrica de acero galvanizado de España. Incluye una línea de decapado continuo, dos de laminación en frío, otras dos de galvanizado continuo de bobinas y seis campanas de recocido con hidrógeno puro que sumarán una superficie de producción de 50.000 metros cuadrados, que han llevado al inversor a solicitar hacerse con más parcelas.

Creará 350 empleos directos, además de generar un millar indirectos en diferentes sectores como mantenimiento, piezas, seguridad… y en las futuras contrataciones quienes trabajaban para la eólica que cerrará tendrán «absoluta prioridad». Las obras comenzarán en febrero, una vez que Vestas deja la planta y, aunque está previsto que concluyan en diciembre de 2020, la producción comenzará en el último trimestre de 2019, llegando a las 520.000 toneladas al año cuando esté a máximo rendimiento.

La «rapidez» para salir al mercado fue el motivo que llevó a la compañía -que ya tiene otra planta en la localidad burgalesa de Aranda de Duero, que también está ampliando- a decantarse por León para su nueva factoría.

Impulsar el polígono

Para sacar de Villadangos su producción necesitará un ramal ferroviario desde el polígono, cuya construcción han comprometido Junta de Castilla y León y Gobierno central. Por el momento, se hará un apeadero hasta que esté la línea definitiva, según detalló la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, en la presentación del proyecto junto al presidente de NSR. Además de la financiación -por parte de las arcas autonómicas están comprometidos 6 millones de euros-, el Ministerio de Industria se ha comprometido ha agilizar las autorizaciones, pues deberá salvar una autovía y una carretera nacional.

Además de ese ramal ferroviario, el Plan Territorial para Villadangos aprobado por la Junta para hacer «mucho más favorable» la inversión, incluye bonificación en el precio del suelo del polígono, financiación como mínimo de 15 millones de euros a través de Sodical y la Lanzadera Financiera, mejora en las infraestructuras energéticas, formación a los trabajadores y declaración de especial trascendencia urgente las actuaciones reduciendo a tres meses como máximo la tramitación de los expedientes. Además, según dijo Del Olmo, el Ayuntamiento también prevé exenciones de impuestos, rebajas y ayudas a los trabajadores. En cuanto al proyecto de Network Steel, declarado industrial prioritario, la Junta también compromete apoyos financieros de diez millones préstamos participativos a través de Sodical y cuatro millones en circulante.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!