Naufraga el plan de Tebas para compensar al socio del Gerona

El Barcelona recibe esta noche al Gerona en lo que será la antesala del mediático partido que ambos equipos deberían disputar en enero en Miami, cumpliendo el anhelo de Javier Tebas de externalizar la Liga a Estados Unidos y venciendo los recelos de la Federación Española y la AFE. Será un choque en el que mas allá de la defensa del liderato de los azulgranas en el Camp Nou o el intento por confirmar la consolidación de los gerundenses en Primera, servirá para pulsar la verosimilitud de las reticencias expresadas por algunos organismos que temen un aquelarre independentista y la utilización del mercado norteamericano y la expectación generada a nivel global como un altavoz que promocione el secesionismo.

De momento, solo los dirigentes parecen ver mas allá de lo que debería ser un duelo entre dos equipos de Primera división. Ni siquiera las aficiones han manifestado su intención de colonizar Miami con banderas esteladas. El partido del Camp Nou sirve para extraer conclusiones y la prueba más fehaciente es que los socios del Gerona no han agotado ni la mitad de las entradas que la Liga ha puesto a su disposición de forma gratuita como compensación por privar a Montilivi de organizar el choque de vuelta. El argumento es claro: Si a los socios rojiblancos les incomoda un desplazamiento gratuito de apenas 100 kilómetros con entrada libre para ver a su equipo en el Camp Nou, ¿cómo van a ir a Miami en un viaje de ida y vuelta? La RFEF deberá extraer conclusiones después de ver cómo de las 5.000 entradas solicitadas al Barcelona, y que el club azulgrana bloqueó, deberá quedarse con 3.000 ante el poco interés mostrado por los aficionados del club presidido por Delfí Geli.

«Teniendo un partido este domingo, el ruido que está haciendo un encuentro de dentro de cuatro meses, me parece incomprensible. Está claro que ese partido se jugará y ya veremos dónde y de qué manera. Pero me preocupa éste. El otro me preocupa poquísimo. Me parece sorprendente las vueltas que está dando esto. Supongo que habrá que estirar la goma», lamentó Ernesto Valverde, que planea novedades en su once ante la gran cantidad de partidos que se avecinan.

Mientras tanto, Tebas, Rubiales y Aganzo siguen enzarzados, negociando una iniciativa enturbiada por la mala relación que mantienen los máximos dirigentes de los organismos que rigen el fútbol español. Mientras tratan de alcanzar un acuerdo, la única realidad es que el Barcelona procurará mantenerse invicto y el Gerona confirmar su buen arranque liguero. Stuani se perfila como el gran peligro para los culés después de haber marcado tres goles en los últimos dos partidos que han significado seis puntos que les acercan a zona Champions. «Esta visita, evidentemente, es diferente a la del año pasado. Ya tenemos experiencia en este gran escenario y nada nos podrá distraer», avisa Alex Granell. El capitán del Gerona no descarta la sorpresa.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!