«Nadie hace nada. Aquí no se puede estar»

A los moradores de varias calles de Alcorcón les han salido unos inesperados –y desagradables– vecinos: una plaga de larvas de galeruca, también conocidas como escarabajos del olmo, que campa a sus anchas por el suelo, las partes más bajas de las paredes de los inmuebles y, sobre todo, los árboles. Concretamente, están en la calle de El Molar y en la calle de Valladolid. Ellos pensaban que habían desaparecido después de la tormenta de esta semana, pero no ha sido así. Sin que el Ayuntamiento haya hecho nada, «excepto barrer las calles» –dicen ellos–, los vecinos han tenido que ataviarse con guantes, hacerse con cubos y sacarlas de los portales y de algunos comercios de la localidad: «Son incómodas, aquí no se puede estar».

El Consistorio reconoce la problemática. «Los tratamientos fitosanitarios preventivos que se tendrían que haber realizado en primavera no se han llevado a cabo», dicen fuentes del Consistorio, liderado por el Partido Socialista. Las mismas indican que no existen ningún registro de un contrato con una empresa especializada en este tipo de actuaciones y echan la culpa al anterior equipo de Gobierno, del PP. «Se podría haber limitado, pero una vez que este problema ha surgido por no haber aplicado las medidas necesarias para evitar daños, resulta bastante más complicado eliminarlas», continúan desde la concejalía de Parques y Jardines de la localidad, que indican que ya han puesto en marcha un plan alternativo de urgencia. Hablan incluso de «alarma» y «preocupación» en algunas zonas de la localidad, aunque estos insectos no son perjudiciales para la salud.

Hojas de los árboles afectadas por la galeruca
Hojas de los árboles afectadas por la galeruca

Ciudadanos, en la oposición, ha presentado ya un ruego para tratar el tema en el próximo pleno. «La cantidad de larvas es abundante y están empezando a extenderse por todo el municipio, afectando especialmente a los olmos», dicen desde la formación naranja. Piden al concejal, Raúl Toledano, que explique las actuaciones previstas, tanto en las calles mencionadas como «en otras partes del municipio señaladas de especial riesgo donde el arbolado» sea susceptible de ser afectado. Toledano, por su parte, asegura en un comunicado que ya ha iniciado el proceso de contratación para el Servicio de Gestión Integrada de plagas y asesoramiento, que «podrá estar activo a finales del próximo mes» una vez se lleven a cabo los trámites de contratación establecidos.

La Unión Europea prohíbe el uso de productos químicos en los árboles, ya que aunque no son cancerígenos tienen cierto riesgo para la salud y no pueden utilizarse en lugares donde haya niños o personas mayores, por eso su erradicación ahora no es tan sencilla. El año pasado una plaga de galeruca invadió Madrid, en este caso, en la capital, con Latina, Fuencarral Vallecas y Villaverde como distritos más afectados.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!