Nadia Calviño ve alejarse las posibilidades de ser comisaria

Aunque ella nunca lo admitió formalmente, la ministra de Economía, Nadia Calviño, se había mantenido en todos los análisis como la candidata natural a ocupar el puesto de comisario español en la próxima legislatura europea, en caso de que Pedro Sánchez se mantenga en el Gobierno. En la misma Comisión, cualquier funcionario relevante al que se le pregunte por Calviño responde invariablemente que sería su opción más atractiva. El desembarco de Josep Borrell como cabeza de la lista europea parece cerrar por completo esta opción. Y la ministra de Economía, por ahora, tampoco ha decidido cuál va a ser su futuro y fuentes de su entorno insisten en que no tiene más pensamiento que su propia actividad en este periodo de efervescencia de un gobierno que muy pronto entrará en funciones.

No se conoce ninguna indicación de que se vaya a presentar a las elecciones legislativas para obtener escaño en el Congreso, por lo que su futuro dependerá directamente del de Pedro Sánchez. Como directora general de la Comisión, se encuentra en excedencia «por asuntos propios» que es una figura que le garantiza su nivel -el máximo posible antes del de comisario- en ese escalafón de la función pública comunitaria, pero eso no presupone que volviese a su puesto de Directora General de Presupuestos.

La presencia de Borrell en la delegación socialista no estaría tampoco exenta de tensiones. Su aguda rivalidad con Enrique Barón marcó entonces la vida de los eurodiputados socialistas españoles. La próxima lista europea del PSOE, en todo caso, será muy diferente de la actual.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!