Mueren dos inmigrantes de una patera rescatada el miércoles

La contención de la inmigración irregular registrada entre febrero y mayo amenazaba con chocar tarde o temprano con la temporada alta de las pateras, y ya hay un primer repunte, que reincide además en el drama de las muertes en el camino de África a Europa. Dos adultos ingresados en la UCIdel Hospital Universitario de Almería fallecían ayer tras ser rescatados de una patera a la deriva encontrada el miércoles en el mar de Alborán, de cuyo pasaje hay que descontar también la baja de un primer varón que perdió la vida ese mismo día cuando era trasladado con pérdida de consciencia por un helicóptero que le llevaba a tierra.

Un primer fallecido

La tragedia ha golpeado a los integrantes de esta embarcación que fue localizada después de dos días en alta mar en condiciones meteorológicas muy adversas y en los que se tuvo que enfrentar a fuertes vientos con olas que, en las últimas horas, llegaron a alcanzar los dos metros de altura. De hecho, los fallecidos ayer formaban parte de un grupo de cuatro que fue evacuado debido a su preocupante estado de deshidratación y el grado de sus quemaduras. Respecto a los otros dos, uno sigue ingresado en la UCI en estado muy grave y otro, que estaba en observación, ha sido trasladado a un hospital en la provincia de Granada.

Desde el pasado fin de semana, el primero de buen tiempo después del Ramadán, se han sucedido en aguas del Mediterráneo pateras de gran tamaño, muchas con más de 50 ocupantes absolutamente hacinados a bordo. El domingo día 9 de junio eran rescatadas 105 personas de dos embarcaciones que viajaban en paralelo, a lo que siguió el lunes otra tercera neumática con 50 ocupantes, y así a lo largo de toda la semana.

Tradicionalmente, este tipo de embarcaciones se ha asociado a los trayectos –relativamente más apacibles, aunque también más largos– que tratan de alcanzar España a través del mar de Alborán y no tanto a los que recorren el Estrecho, donde las aguas y el viento hacen la singladura más turbulenta. No obstante, en estos días se ha rescatado una de estas grandes pateras a pocas millas de Barbate (Cádiz), con 55 tripulantes de origen magrebí en su interior. El uso y, si se produce, la generalización de este transporte al por mayor habla fundamentalmente de la avaricia y la actitud deshumanizada de las organizaciones de traficantes de seres humanos, para las que botar este tipo de viajes resulta de lo más lucrativo.

166 fallecidos este año

De acuerdo con la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) dependiente de la ONU, en lo que va de año, en el Mediterráneo Occidental que baña las costas españolas han fallecido 166 personas que trataban de cruzarlo de forma irregular, cifra que no incluye a las bajas de las fechas más recientes.

Salvamento Marítimo completó durante la madrugada del viernes el rescate de 147 personas, entre ellos un menor y cuatro mujeres, de cuatro pateras a la deriva en el mar de Alborán, de modo que todas ellas fueron conducidas hasta los puertos de Almería y de Motril (Granada) por las embarcaciones de rescate.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *