Muere en EE.UU. otro niño inmigrante bajo detención en la frontera

Un niño de ocho años, inmigrante procedente de Guatemala, ha muerto en la madrugada del martes mientras se encontraba detenido por las autoridades estadounidenses, según ha informado la policía de frontera. Se trata del segundo fallecimiento de un menor bajo custodia federal en lo que va de mes, después de que una niña de siete años, también guatemalteca, perdiera la vida poco después de ser detenida por la patrulla fronteriza.

El niño fue llevado el lunes a un hospital en Alamogordo (Nuevo México), una localidad a una hora y media del paso fronterizo de El Paso (Texas), el segundo más transitado de la frontera con México después del de Tijuana. El menor presentaba «síntomas de una posible enfermedad»; según las autoridades. En el centro médico se le diagnosticó fiebre y un resfriado, se le dieron antibióticos e ibuprofeno y se le dio de alta esa misma tarde.

Por la noche, el fallecido tuvo que regresar al hospital con náuseas y vómitos y falleció pocas horas después en el centro médico. Según las autoridades, la causa de muerte del niño no ha sido todavía determinada. Su fallecimiento ocurre en medio de una creciente tensión política por la cuestión inmigratoria: mientras el presidente de EE.UU., Donald Trump, y sus aliados republicanos abogan por un fortalecimiento de la frontera y por endurecer la normativa migratoria, la oposición y organizaciones civiles han denunciado los abusos y malas condiciones a las que son sometidos menores y familias de inmigrantes detenidos en la frontera. En el último año, se ha multiplicado la presencia de menores inmigrantes en centros de detención como el de Tornillo (Texas), no muy lejos de donde falleció el niño guatemalteco, donde miles de menores en situación irregular pasan semanas y meses mientras esperan a que se decida sobre su futuro.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!