Muere de una cuchillada en el pecho tras una trifulca en Móstoles

Un joven de 27 a√Īos perdi√≥ la vida a primera hora de la madrugada del mi√©rcoles de una certera cuchillada en el pecho. As√≠ acab√≥, inopinada y bruscamente, el d√≠a de Navidad para √©l: con el acero penetrando en su cuerpo de forma mortal. Fue trasladado de inmediato hasta el Hospital Universitario Rey Juan Carlos de M√≥stoles con un hilo de vida por unos allegados. Nadie llam√≥ ni a Emergencias ni a la Polic√≠a Nacional. No se sabe a√ļn el motivo, tal vez pretend√≠an ganar tiempo en la evacuaci√≥n, puesto que el estado del hombre estado era cr√≠tico. O bien pudo obedecer a otras circunstancias.

Lo cierto es que los sanitarios apenas pudieron atender al herido, ya que nada m√°s ingresar tuvieron que certificar su fallecimiento. Todo ocurri√≥, seg√ļn los primeros indicios, a ra√≠z de un enfrentamiento desatado, por causas que se desconocen, entre un nutrido grupo integrado por personas de etnia gitana en la localidad mostole√Īa.

El caso, del que se ha hecho cargo el Grupo Vde Homicidios de la Brigada de la Polic√≠a Judicial de la Jefatura Superior, est√° repleto de interrogantes. Al parecer, seg√ļn los datos que se manejaban ayer, la v√≠ctima se vio envuelta en una trifulca multitudinaria. En ella no debieron faltar ni los insultos ni las amenazas, hasta que de la violencia verbal se pas√≥ a la f√≠sica y las armas blancas salieron a relucir, resultando heridas varias personas.

El fallecido fue el peor parado con el resultado ya se√Īalado: mortal. Ni siquiera le pudieron reanimar en el hospital, al que lleg√≥ cuando faltaban pocos minutos para la una de la madrugada. Despu√©s lleg√≥ una mujer herida a Urgencias que tambi√©n hab√≠a sufrido una pu√Īalada. Acudi√≥ acompa√Īada por varios familiares, todos gitanos como ella.

Sin embargo, cuando fue llamada a la ventanilla de admisi√≥n para pedirle sus datos personales y valorar su estado con el fin de hacerle el triaje correspondiente, se march√≥. Tal cual. Se fue del centro con toda su ¬ętroupe¬Ľ para estupefacci√≥n del personal sanitario. Despu√©s, la misma mujer se desplaz√≥ hasta el Hospital Universitario de Alcorc√≥n, donde s√≠ permiti√≥ que la atendieran.

¬ęCortando jam√≥n¬Ľ

Presentaba una herida incisa a la altura de una cadera. ¬ęMe la he hecho yo cuando estaba cortando jam√≥n¬Ľ, confes√≥ la mujer a los m√©dicos. El corte no revest√≠a gravedad, por lo que, tras ser asistida, fue dada de alta.

El Grupo V de Homicidios investiga si los dos sucesos, tal y como a primera vista parece, tienen conexi√≥n entre s√≠, adem√°s de la relaci√≥n entre la v√≠ctima mortal del apu√Īalamiento y esta mujer. Algunas fuentes indicaron que eran t√≠a y sobrino. No se sabe si ella pretend√≠a defenderle a √©l o qu√© ocurri√≥. De momento, todo es un misterio.

En cuanto al lugar en el que se produjo la disputa, algunas fuentes consultadas indicaron que esta fue en la v√≠a p√ļblica, en el Parque Coimbra de M√≥stoles, y que en ella intervinieron los ocupantes de tres veh√≠culos, alguno de ellos, peligrosos y con varios antecedentes. No se descarta que el origen de lo ocurrido obedezca a un ajuste de cuentas o que se trate de diferencias entre clanes.

El hecho de que tanto el fallecido como la herida estén plenamente identificados podrían contribuir a esclarecer el caso con rapidez.

Otros informantes explicaron que algunos de los implicados en la reyerta estuvieron antes en Navalcarnero, ya que tienen familiares, y que desde ah√≠ partieron a M√≥stoles, en donde hablaron las armas y la sangre acab√≥ segando la vida al joven de 27 a√Īos.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!