Mueller habl贸 ante el Congreso y otra vez el Rusiagate amenaza a Trump

Mueller, ayer, en su declaraci贸n ante el Congreso

El fiscal especial dijo que el presidente podr铆a enfrentar cargos cuando finalice su gobierno y advirti贸 que los intentos del Kremlin de interferir en la pol铆tica siguen “mientras estamos sentados ac谩”

WASHINGTON.- Herm茅tico, escueto y elusivo hasta frustrar a todos. Pero, por momentos, punzante. Robert S. Mueller III, el fiscal especial del esc谩ndalo Rusiagate y tormento del presidente Donald Trump testific贸 ante el Congreso por primera vez desde que se hizo cargo de la investigaci贸n que sacudi贸 al pa铆s por la influencia del Kremlin en la elecci贸n presidencial de 2016, que a煤n amenaza con llevar al presidente a un juicio pol铆tico.

Mueller contradijo la visi贸n de Trump del esc谩ndalo, lo acus贸 de darle la bienvenida al respaldo ruso y de tener un comportamiento “problem谩tico”, defendi贸 su investigaci贸n y advirti贸 que la injerencia del gobierno de Vladimir Putin persiste.

“No es una caza de brujas”, dijo Mueller, en uno de los dardos al presidente que dej贸 en la marat贸nica jornada en el Capitolio, durante la cual respondi贸 preguntas por m谩s de seis doras ante dos comit茅s de la C谩mara de Representantes, bajo control de la oposici贸n dem贸crata.

Trump, en declaraciones a la prensa tras el testimonio, volvi贸 a tildar la trama rusa de “farsa rid铆cula” y una “caza de brujas”, declar贸 victoria, denost贸 al fiscal y dijo que los dem贸cratas “no ten铆an nada y ahora tienen menos que nada”.

Mueller insisti贸 en que no exoner贸 al presidente de haber cometido un delito, tal como sostienen Trump, la Casa Blanca y los republicanos. El presidente, se帽al贸, todav铆a puede llegar a ser acusado de obstruir a la Justicia una vez que deje la presidencia y pierda una protecci贸n del Departamento de Justicia que impide acusar a jefes de Estado en ejercicio. Adem谩s, dijo que la intervenci贸n rusa era el desaf铆o “m谩s serio” a la democracia que vio en su carrera y que esa amenaza a煤n persiste.

“Lo est谩n haciendo mientras estamos sentados ac谩”, dijo.

El fiscal fue at铆picamente enf谩tico cuando le preguntaron si le molestaron los elogios de Trump a WikiLeaks, la organizaci贸n de Julian Assange que jug贸 un papel crucial en la trama rusa: obtuvo y difundi贸 mails del Comit茅 Dem贸crata y la campa帽a de Hillary Clinton que terminaron perjudicando a la dem贸crata en la elecci贸n. “Problem谩tico se queda corto”, respondi贸.

En uno de los intercambios en la primera de las dos audiencias, Mueller desminti贸 a Trump sin dejar lugar para las ambig眉edades respecto de su supuesta inocencia.

“El presidente afirm贸 repetidamente que su informe encontr贸 que no hubo obstrucci贸n, y que lo exoner贸 por completo y totalmente. Pero eso no es lo que dice su informe, 驴verdad?”, pregunt贸 el congresista dem贸crata Jerrold Nadler, presidente del Comit茅 Judicial de la C谩mara baja. “Correcto”, respondi贸 Mueller.

Nadler luego insisti贸: “驴El presidente est谩 en lo cierto cuando afirma que fue absuelto, totalmente exonerado?”. “No”, fue la escueta respuesta.

Mueller, ya retirado de su puesto en el Departamento de Justicia, brind贸 testimonio bajo juramento primero ante el Comit茅 Judicial de la C谩mara baja y luego ante el Comit茅 de Inteligencia, que llev贸 adelante una de las investigaciones sobre el esc谩ndalo que, para algunos, destap贸 el mayor ataque contra la democracia de Estados Unidos por parte de una potencia extranjera.

Mueller y su equipo de investigadores concluyeron que el gobierno de Putin despleg贸 una campa帽a de desinformaci贸n en las redes sociales para torcer la elecci贸n a favor de Trump, aunque no hallaron evidencias suficientes para probar que hubo una conspiraci贸n entre el Kremlin y la campa帽a del magnate, pese a numerosos contactos. Mueller reiter贸 tambi茅n que la campa帽a del Kremlin busc贸 beneficiar a Trump.

Pero m谩s all谩 de algunos estiletazos, el largo testimonio del fiscal, que se mantuvo bajo el cono del silencio desde que se hizo cargo de la investigaci贸n federal m谩s sensible en la historia de Estados Unidos, dej贸 varios interrogantes y desat贸 cr铆ticas. Mueller se neg贸 a contestar o a dar precisiones respecto de su trabajo, y por momentos se lo vio titubear en sus respuestas. “No voy a entrar en eso”, fue uno de los latiguillos que repiti贸 varias veces para eludir preguntas de los congresistas.

El fiscal dijo que su decisi贸n de desechar una acusaci贸n formal a Trump se debi贸 a la pol铆tica del Departamento de Justicia, que impide acusar a un presidente en ejercicio, pero despu茅s aclar贸 que su equipo “no lleg贸 a una determinaci贸n respecto de si el presidente cometi贸 un delito”.

El testimonio pareci贸 influir poco y nada en el debate sobre un eventual juicio pol铆tico. Los dem贸cratas a煤n mantienen latente esa amenaza, pero los republicanos se mostraron fieles a la l铆nea que baj贸 el gobierno de Trump: defender al presidente, atacar los or铆genes de la investigaci贸n, y siempre tildarla de sesgada y partidista.

ADEM脕S

Lee m谩s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!