Mónica Oltra compara las esculturas que recrean felaciones con sus ninots de falla

La vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, ha dicho no entender el debate generado por las esculturas de Antoni Miró que recrean felaciones, masturbaciones y penetraciones anales instaladas en la Marina de València, pues, a su juicio, no encuentra polémica “en normalizar el cuerpo humano, vestido o desnudo”.

“Probablemente hace más daño la hipertrofia que tiene la violencia que nos llega desde muchos sitios. Eso puede ser más perjudicial para los niños que visualizar un cuerpo desnudo”, ha señalado Oltra este viernes tras el pleno del Consell al ser preguntada por la controversia generada por el explícito contenido sexual de esta obras.

Imagen de una de las esculturas de Antoni Miró – EFE

Tras mirar el calendario y comprobar que es 21 de septiembre de 2018, ha señalado que el arte es “una expresión importante de muchas cosas, en este caso, una expresión del cuerpo humano”, algo que, a su juicio, “es una cosa bonita” y “para alguna gente, incluso sagrada”.

“Hay polémicas que no entiendo y esta es una de ellas”, ha reconocido Oltra, para quien “hay cosas que se deben asumir con naturalidad y nos iría a todos mejor”.

Ha indicado que la gente es libre de ir o no a ver las esculturas y ha advertido de que de por esta regla de tres habría que prohibir la entrada de los niños al museo del Prado o al Louvre, y no se les podría llevar por la calle en Fallas.

“En alguna Exposición del Ninot a mis hijos les he tenido que dar alguna explicación de las metáforas porque no quieran saber cómo me representan en algunas fallas, y está muy bien, me veo yo muy apañada”, ha admitido entre sonrisas.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!