«Mierda, creo que gané el Tour de Francia»

Egan Bernal no se podía creer que este domingo vaya a convertirse, con 22 años, en ganador del Tour de Francia, la carrera ciclista más prestigiosa del mundo. Así lo repetía una y otra vez cuando era abordado tras pasar la meta en Val Thorens, el último puerto de la edición de este año en la ronda gala.

«Mierda… creo que he ganado mi primer tour», relataba sincero el joven colombiano que se había hecho a la idea de que era el campeón. Solo un día después de que se vistiera de amarillo y no pudiese contener las lágrimas al hablar con la prensa. Emociones a flor de piel para el primer colombiano que escribirá su nombre en la lista de ganadores en París.

«Estoy orgulloso de ser el primer colombiano en ganar el Tour. Merecíamos este Tour. Llevamos muchos años teniendo buenos ciclistas, pero por uno u otro motivo no lo ganábamos», aseguró el ciclista ante decenas de periodistas en la más multitudinaria rueda de prensa que ofreció a sus 22 años.

«Ahora ya tenemos el Tour y quiero agradecer al país todo el apoyo, los mensajes de ánimo, la confianza. Voy a ganar el Tour y no veo la hora de llevar esta camiseta a Colombia», señaló.

«Imagino que estarán contentos, es primer Tour de Francia para nosotros. Colombia ha tenido buenos ciclistas, buenos escaladores, hemos ganado el Giro, la Vuelta, pero no sé qué pasaba con esta carrera. Ahora voy a ganarla. Tengo 22 años, no lo puedo creer», comentó.

La caída que lo cambió todo

Sin citar al destino, Bernal aseguró que «las cosas no pasan por casualidad» y aseguró que sin la caída que le impidió disputar el pasado Giro de Italia ahora no estaría a punto de ganar el Tour.

«Desde el año pasado estaba preparando el Giro de Italia como objetivo, pero me caí y me rompí la clavícula. Las cosas pasan por algo, es increíble. Si hubiera corrido el Giro o si no me caigo no estaría ahora aquí de amarillo», dijo.

«Con 22 años y después de correr un Giro hubiera sido difícil recuperar. Tras la caída y con la fractura de clavícula, mi entrenador estaba triste, pero ya empecé a preparar y pensar en el Tour. Si no me hubiera caído no estaría aquí», insistió.

«Esto es una droga. El viernes ni me creía que iba de amarillo. Ganas un Tour y ya estás empezando a pensar en el siguiente. Siempre quieres más. Luego pensarás en ganar cinco,…», confesó mirando también al futuro.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!