Mickelson doblega a Woods después de 22 hoyos

El golf protagoniz√≥ en Las Vegas un nuevo cap√≠tulo en cuanto a la promoci√≥n del deporte espect√°culo. Con el sistema utilizado en las grandes veladas de boxeo, donde los pinchazos de los telespectadores consiguen millonarias recaudaciones, Tiger Woods y Phil Mickelson se jugaron mucho m√°s que nueve millones de d√≥lares. Estaba en juego la supremac√≠a moral de los cuarentones frente al auge de los veintea√Īeros que dominan actualmente el golf mundial.

Aunque a estas alturas del a√Īo ambas estrellas est√°n lejanas a su mejor forma, la rivalidad que han mantenido durante dos d√©cadas les permiti√≥ mantener alto el inter√©s del partido, a pesar de que el juego dej√≥ bastante que desear. Ninguno terminaba de estar fino en los greens e, incluso en las apuestas parciales de los hoyos, tampoco lograban ganarlas con claridad. Pero incluso en esto acertaron los organizadores: al jugar en formato match-play, lo importante era ir ganando hoyos, sin contar los golpes.

As√≠, a pesar de la iniciativa del zurdo, el Tigre fue capaz de aguantar hasta el 18 y, con un gesto de generosidad, cuando pod√≠a haber forzado a su rival a embocar para seguir vivo, le concedi√≥ un putt de un metro que propici√≥ el desempate. Como la caballerosidad no est√° re√Īida con la tensi√≥n, quer√≠a ganar por sus propios aciertos, el mismo detalle que firm√≥ Phil tres hoyos despu√©s.

Finalmente, despu√©s de cuatro hoyos extra, con luz artificial y lluvia, Woods ya no pudo tentar m√°s a la suerte y acab√≥ mordiendo el polvo ante su eterno rival. En esos niveles de tensi√≥n, lo de menos era el dinero que dejaba de ganar. Lo hab√≠a dado todo por triunfar una vez m√°s pero en esta ocasi√≥n no tuvo su d√≠a. Mickelson, a su ritmo, emboc√≥ su √ļltimo putt de un metro y ambos terminaron fundidos en un sentido abrazo. Quien hab√≠a salido ganando era el deporte.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!