«Mi padre se hubiera vuelto loco»

La presidenta de la Fundación Miguel Delibes e hija del escritor vallisoletano, Elisa Delibes, ha asegurado que su padre «no entendería nada» y «se hubiera vuelto loco» ante el auto emitido por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León a petición del Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (Pacma) que suspende el último decreto por el que se regula la conservación de especies, su aprovechamiento sostenible y el control poblacional con el que el Ejecutivo pretendió subsanar el año pasado los defectos de un precedente anulado también por el TSJ -que está recurrido en casación en el Supremo- y que inició su periplo judicial.

«Mi padre no habría sabido cómo se ha llegado a esta situación», ha insistido Delibes, en declaraciones recogidas por Ep este miércoles tras la presentación de la exposición «Cazando imágenes. Fotografías de Francisco Ontañon para El libro de la caza menor de Miguel Delibes».Ha recordado que el literato vallisoletano defendía que era una actividad que había que «regular», pero que a los animales había que «controlarlos» y la «única forma es matarlos».

«Podía dejar de escribir pero no de cazar»

«En los últimos años Delibes podía dejar de escribir pero no cazar», ha relatado su hija, para defender este deporte cinegético que «daba la vida» a su padre ante su «depresión». Si bien, como ha incidido, el autor de numerosos libros relacionados con esta práctica llegó a decir que lo que le «pesaba» era «lo que le había matado» porque «lo que a él le gustaba era ir al campo».

Por su parte, aunque reconoce que no es cazadora porque su padre no animaba a las mujeres de la familia a participar en esta práctica, ha subrayado que ella también «entiende poco» el auto y ha recordado que «antes nada hería tanto la sensibilidad».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!