«Mi padre está en paro y mi madre trabaja limpiando en un colegio»

Cristina Pedroche no deja de impresionar a sus seguidores. Los vestidos con interminables transparencias con los que ha aparecido estos últimos cuatro años presentando las campanadas fueron lo que daría inicio a una serie de extravagancias. Y es que la televisiva se caracteriza por ser fiel a sus gustos y hacer lo que le apetezca sin importarle lo que digan los demás.

Los «estilismos» de Pedroche pueden gustar más a unos que a otros, pero si hay algo que se saca claro es que la presentadora arriesga en lo que a moda se refiere. Y así lo ha dejado claro en un amplio reportaje que realiza esta semana con la revista «¡Hola!», donde la presentadora posa muy sensual en un baño árabe. «Nunca me he planteado hacerme ningún retoque. Estoy muy a favor de que la gente haga lo que quiera, pero yo nunca he tenido complejos de nada. Al final, todos vamos a acabar como una pasa. Además, yo creo que voy mejorando con los años», dice entre risas para la revista.

A pesar de que está muy enamorada de su marido Daviz Muñoz -con quien se casó por sorpresa y sin celebración en 2015-, Pedroche no tiene pensado ampliar la familia: «No hay momento. Por ahora no está en nuestro planes. Tenemos una vida muy de viajes, inestable», aunque asegura que es muy niñera: «y Daviz también, pero también me gustan más los niños de los demás. Un ratito y ya está», confiesa entre risas.

La pareja tampoco tiene pesado celebrar una reboda con ella vestida de novia y celebración posterior: «Para nada, aunque hay momentos que me gustaría. Sobre todo, por comer rico con amigos, no por ir de blanco».

La presentadora cumple 10 años en la pequeña pantalla y lo celebra por todo lo alto con la entrevista en «¡Hola!», aunque confiesa que ha tenido que trabajar muy duro para llegar donde está: «Yo vengo de una familia humilde. Aunque mis padres siempre se han matado para darme lo mejor, tenía que trabajar si quería ciertas cosas. A partir de los 16 años fui dependienta, puse copas de noche, hice de azafata de imagen…», y asegura que sus padres siguen siendo las mismas personas humildes se siempre: «Mi padre está en el paro, pero le queda muy poco para jubilarse. Ahora le tengo de chico de los recados. Mi madre sigue limpiando en un colegio», y explica que no les deja que les ayuden económicamente: «Mis padres siempre han sido hormiguitas y han guardado dinero por lo que pudiera pasar. Se mantienen solos y felices».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!