Mesquida, Bauzá y Bal apuntan a la Ejecutiva

Albert Rivera reunirá hoy al Consejo General, el máximo órgano político de Ciudadanos, para realizar una reforma estatutaria que eleve el límite de miembros que componen el Comité Ejecutivo de cuarenta a cincuenta. Tras el cónclave no está previsto una rueda de prensa y solo se tendrá acceso a la intervención del líder.

Una modificación de calado con la que el presidente de la formación naranja pretende blindarse frente a las voces críticas del partido -Luis Garicano o Francisco Igea son algunas de ellas- que le acusan de anteponer sus interes personales a los de España. Con esta ampliación se dispone a reforzar su control en el órgano de dirección para rodearse de personas de su máxima confianza y así cerrar la crisis interna que desencadenó la cascada de deserciones que inició hace poco más de un mes Toni Roldán. El que fuera portavoz económico de Cs en el Congreso y secretario de Programas renunció a todos sus cargos por discrepancias con el rumbo de Rivera y por el viraje del partido a la derecha.

Luego abandonaron su asiento en la Ejecutiva Javier Nart, Xavier Pericay y, hace tan solo unos días, Francisco de la Torre. El ya exportavoz de Hacienda renunció porque no compartía la estrategia seguida por Cs de no llegar a un entendimiento con el PSOE. Para complicar más las cosas, también se dio de baja de la militancia uno de los fundadores del partido, Francesc de Carreras.

Rodearse de afines

Ahora Rivera está diseñando una Ejecutiva a su medida. En el Consejo General del pasado 28 de junio se aprobó por unanimidad el nombramiento del exvicepresidente de Coca-Cola Marcos de Quinto. Su apuesta personal para las elecciones del 28 de abril sustituye a Roldán como portavoz económico.

En el Consejo General extraordinario convocado para hoy se prevé no solo que se dé el visto bueno a los cambios estatutarios, sino que también se avalen las nuevas incorporaciones de la Ejecutiva. Al contrario que los ceses, que son competencia en exclusiva del presidente, para los fichajes se requiere la aprobación de este órgano.

Los nombres que están en todas las quinielas son los del ex abogado del Estado Edmundo Bal o el ex director general de la Policía Nacional y la Guardia Civil con Zapatero Joan Mesquida. También se perfila a entrar en el Comité Ejecutivo el eurodiputado de Ciudadanos José Ramón Bauzá, que dejó el PP por la deriva en materia lingüística de su partido. Curiosamente, Mesquida y Bauzá son de Baleares y proceden de partidos antagónicos.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!