«Mejor perder votos o el gobierno que traicionar las convicciones»

La constitución del Parlamento andaluz volvió este jueves a ser fuente de comentarios de los candidatos a las elecciones municipales en Barcelona, empezando por el candidato de Ciudadanos, Manuel Valls, que volvió a ser especialmente crítico por el acercamiento de su formación afín con Vox.

El alcaldable que concurrirá con la formación naranja se mostró «contrario a ceder» ante esta formación. «Todo acuerdo programático o de gobierno con Vox» sería «un error político y una incongruencia moral», pues sería «incompatible con los valores europeos que muchos de nosotros defendemos», aseguró.

En este sentido, avisó que a su juicio, una coalición con la formación que cosechó la sorpresa en las elecciones andaluzas sería «traicionar las propias convicciones y los valores democráticos», por lo que preferiría antes perder votos o incluso un gobierno. «La irrupción de la ultraderecha en las instituciones, a pesar de que responde al resultado de las urnas, es una mala noticia para España y para Europa en su conjunto», advirtió Valls.

Colau: «Que Valls decida si rompe con Cs»

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, también lamentó el acuerdo porque con ello Cs y el PP «normalizan» a una formación que considera que es «contraria a los valores básicos fundamentales de la democracia». Para Colau, Vox es una formación «profundamente machista, profundamente homófoba y profundamente racista»y «las formaciones democráticas deberían poner una línea roja». La alcaldesa aprovechó la ocasión para pedir a Valls que «decida si rompe con Ciudadanos».

En un tono más crítico se mostró el candidato de ERC, Ernest Maragall, que anteayer a última hora del día expuso en su cuenta de Twitter que «ni Valls. Ni Cs-PP-Vox. En Barcelona ni queremos, ni hay sitio, para estas complicidades».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!