Medidas cautelares contra el número dos de Rubiales por desviar 381.000 euros

La no imposición de medidas cautelares contra Andreu Subies fue esgrimida por el presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, como un argumento de peso para no defenestrar a su mano derecha. Ahora, sin embargo, la tesis federativa se ha caído por su propio tras el auto dictado por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz que investiga la presunta corrupción durante el mandato de Ángel María Villar y en el cual Subiés estaba al frente de la Federación Catalana y actuaba como sostén del eterno expresidente.

«La Junta Directiva de la RFEF -rezaba el comunicado emitido hace dos semanas- ha acordado mantener en sus funciones al vicepresidente, Andreu Subies, quien ha puesto a disposición su cargo durante su intervención en este órgano directivo, opción que ha sido desestimada La Junta considera fundamental respetar la presunción de inocencia, y por este motivo, se ha determinado que Andreu Subies debe continuar desarrollando su trabajo con absoluta normalidad, dado que fue puesto en libertad sin ninguna medida cautelar, hecho de máxima importancia».

Ahora, sin embargo, el juez Pedraz obliga a Subies a comparecer una vez al mes en el juzgado. Como se recordará, el expresidente de la Federación Catalana de Fútbol fue detenido el pasado 30 de octubre por apropiarse de 381.000 euros de las arcas federativas. En concreto, habría encargado obras en las sedes de la Federación con sobrecostes y el margen habría servido presuntamente como pago de las reformas en restaurantes propiedad de su esposa.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!