Médicos Sin Fronteras España atendió en 2018 a más de 40.000 niños con desnutrición severa

Médicos Sin Fronteras (MSF) España ha presentado este miércoles en Valladolid la memoria anual de 2018. En ella hace balance de las actividades que su equipo humano ha realizado alrededor del mundo durante el año pasado. Efectuaron 2.212.264 consultas externas, hospitalizaron a 197.357 pacientes, asistieron 47.957 partos y, sobre todo, atendieron a 40.527 niños con desnutrición severa.

La violencia física, presente a diario en países africanos como Camerún, Yemen, Etiopía o el Congo, se ha convertido en el foco principal de actuación de MSF: 21.172 víctimas de violencia directa atendidas, 4.190 por violencia sexual y 2.060 por torturas. “En África pagas para que te atienda un médico y si no tienes dinero no te pueden operar”, ha explicado Javier Atienza, cirujano de guerra vallisoletano recién aterrizado de África.

“Aumentamos el número de personas atendidas en todos los proyectos que tenemos. El objetivo es salvar la vida de aquellos que atraviesan una situación crítica, especialmente las víctimas de conflictos y violencia directa”, ha asegurado en la presentación Ana Tomás, delegada de MSF en Castilla y León.

Presentación en Valladolid de la memoria de 2018 – HERAS

En la prevención y tratamiento de enfermedades, Médicos Sin Fronteras destaca en su informe anual un alto número de tratamientos de malaria (379.523).Además, realizaron durante las epidemias 635.941 vacunaciones contra el sarampión y 33.620 contra la meningitis. Casi 5.000 enfermos de cólera, la enfermedad que más preocupa. “Abrimos un centro de cólera en Yemen y a las pocas horas nos lo bombardearon. Menos mal que por suerte no había nadie dentro”, ha recordado Atienza.

Gastos: 204 millones de euros

Esta organización médico-humanitaria contó en 2018 con unos ingresos de casi 186 millones de euros gracias a los fondos privados (99%) y públicos (1%). Los gastos, por su parte, ascendieron el año pasado a los 204 millones. De los cuales el 73% estuvo dirigido a las víctimas de los conflictos armados. El 13%, más de 21 millones de euros, se destinaron para las víctimas de violencia social y la exclusión de la atención sanitaria. La República Democratica del Congo, con 19,5 millones, fue la que más ayuda necesito en 2018. Le siguieron Etiopía (14,3 millones), Yemen (11,6) y Niger (11,4). La ayuda económica de entes privados sustenta a Médicos Sin Fronteras, que actualmente cuenta con 570.000 socios y colabores directos.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!