Mediapro explica que el VAR tardó más de 40 minutos en servir las imágenes del gol de Chéryshev

Mediapro denunció este lunes que el VAR tardó más de 40 minutos en servir las imágenes del gol que dio la victoria al Valencia ante el Athletic en San Mamés (0-1), y aseguró que su realización cumplió con su obligación al ofrecer la jugada desde todos los ángulos para que el espectador dispusiera de toda la información.

El grupo audiovisual explicó que tras el gol de Denis Chéryshev en el minuto 26.15 los responsables de la realización del partido empezaron “a ofrecer repeticiones desde todos los ángulos disponibles”, mientras intentaron “contactar con la sala VOR para disponer de las imágenes del VAR”.

Mediapro respondió así a las críticas expresadas desde la Federación Española de Fútbol (RFEF) por la emisión, al tachar de “inapropiado” su comportamiento, y afirmó que después de que el árbitro diera por bueno el gol, en el minuto 28:18, la sala VOR siguió “sin contestar a los requerimientos de la realización”.

«En el minuto 26:15 del encuentro Athletic Club–Valencia CF, Denis Chéryshev marca el único gol del partido. La duda del fuera de juego planea sobre la jugada. Los responsables de la realización del partido empiezan a ofrecer repeticiones desde todos los ángulos disponibles, mientras intentan contactar con la sala VOR para disponer de las imágenes del VAR. En el minuto 28:18 el árbitro da por bueno el gol. La sala VOR sigue sin contestar a los requerimientos de la realización. Tres minutos después se ofrece una segunda tanda de repeticiones.

Hasta ese momento los responsables de la realización emitieron todas las repeticiones disponibles para ofrecer a los espectadores todos los puntos de vista posibles. Estas repeticiones no se rotularon como VAR ni los comentaristas las identificaron como tal, y en ningún momento se produjo ninguna manipulación de imágenes.

Las imágenes de la jugada del VAR provenientes de la sala VOR no llegaron al control de realización para su emisión hasta 40 minutos después de producirse el gol y se emitieron, debidamente rotuladas como ‘VAR–Imágenes VAR’ en el minuto 55:26 y en el minuto 62:50. Es evidente que las imágenes no estaban disponibles en el momento en el que el gol fue dado por válido.

Los responsables de la realización del partido cumplieron con su obligación de ofrecer a los espectadores toda la información disponible sobre lo que ocurre en el terreno de juego. Calificar esto de manipulación y acusarlos de crear alarma social y de actitud delictiva sí es traspasar todos los límites, tal vez movidos por las críticas y comentarios que ha recibido el funcionamiento del VAR por los graves problemas y retrasos que está registrando en la presente temporada.

Más de 20 años de experiencia en la producción de LaLiga, la producción de hasta 15 ligas, así como las más importantes competiciones internacionales, avalan la profesionalidad e imparcialidad de todo el equipo de profesionales de MEDIAPRO».

Posteriormente, por la tarde, responsables de la plataforma televisiva comparecieron ante los medios de comunicación para explicar todo lo sucedido, además de compartir imágenes de todo lo que ocurrió en la sala del VAR.

Explicación del CTA

Por su parte, el Comité Técnico de Árbitros (CTA) ha elaborado este lunes un informe en el que explica la actuación del VAR y en la sala VOR en la concesión del gol anotado el sábado por Denís Chéryshev.

En su informe, el CTA explica que «en el minuto 26:15 el Valencia anotó un gol, partiendo la jugada de una situación de posible fuera de juego del jugador número 22 atacante que recibe el balón en la proximidad del círculo central y que, tras un pase intermedio, llega finalmente al jugador número 11 que marca el gol».

Agrega que «la decisión del equipo arbitral del terreno de juego fue conceder el gol al considerar que no hubo infracción alguna en la acción» y que, «de acuerdo al protocolo del VAR, el equipo arbitral de video comenzó inmediatamente a chequear toda la acción de ataque, deteniéndose minuciosamente en la evaluación de la mencionada posición del jugador atacante susceptible de estar en fuera de juego».

El Comité señala que «utilizando la herramienta del proveedor tecnológico (Hawk Eye), el VAR, asistido por el operador de repetición, situó las líneas del fuera de juego proyectando el hombro del defensor hasta el césped, verificando que el atacante estaba por detrás de esa línea y comprobando que la acción se evaluaba en el ‘frame’ exacto del primer contacto con el balón en el momento del pase».

«Como resultado de toda esta revisión, el VAR confirmó al arbitro de campo la validez del gol, reanudándose el juego en el minuto 28:28», recuerda.

«Por parte de la producción televisiva, durante el tiempo que duró la comprobación del VAR se emitieron varias repeticiones mostrándose el texto VAR: GOAL UNDER REVIEW, y, una vez que el árbitro ordenó reanudar el juego, mostró un texto que decía VAR: GOAL», expone el CTA.

«Una vez reanudado el partido, el operador de repetición, siguiendo el procedimiento habitual, preparó las imágenes del fuera de juego para enviárselas a la producción televisiva, lo que se produjo en el minuto 32:32. Para ello, el operador debe pulsar una tecla del sistema que manda la señal hacia la producción televisiva, momento en el cual aparece en su monitor un mensaje de advertencia que dice ‘PRIVACY DISABLED’ en color naranja», continúa.

«A continuación, en el minuto 33:33, la producción televisiva mostró una imagen congelada en el ‘supuesto’ momento del pase (que no aparece en la imagen), con unas líneas azules sobre el césped y una línea roja donde se resaltaba la ‘supuesta posición adelantada’ del jugador atacante, resaltada a través de una lupa», prosigue.

A su juicio «esta imagen no fue acompañada de ningún grafismo que pudiera aclarar al espectador que no se trataba de la imagen real del VAR, pudiendo generar una gran confusión al ser difícil de comprender cómo se había concedido un gol en ‘supuesto’ fuera de juego y que no hubiera intervenido el VAR avisando al árbitro de su error».

El CTA adjunta en su informe el «aspecto de las líneas de fuera de juego correctamente calibradas pertenecientes al sistema real del VAR de Hawk Eye, para ver su similitud con la imagen mostrada en la producción televisiva».

«Al llegar el final de la primera parte, como los árbitros asistentes de video y los operadores de repetición no vieron que la producción televisiva hubiera mostrado las líneas reales del VAR, durante el descanso del partido se volvió a preparar las imágenes, enviándose a la producción televisa durante más de 7 minutos; desde el momento que los jugadores salían al terreno de juego para iniciar la segunda mitad, hasta el minuto 52:15», sigue explicando el CTA.

Asimismo, adjunta una captura de pantalla en la que «se puede comprobar que en el momento en que los jugadores están saliendo al terreno de juego, en la pantalla del operador aparece el mensaje ‘PRIVACY DISABLED’, evidenciando que la señal se estaba enviando a la producción televisiva 7 minutos más tarde».

«Posteriormente, durante la segunda parte, en los minutos 55:26 y 62:50, la producción televisiva mostró la imagen real utilizada por el VAR, acompañada del texto ‘VAR: VAR IMAGE’ que demostraba la correcta decisión del equipo arbitral concediendo el gol al no existir posición incorrecta», concluye el informe del Comité.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!