«Me acusaron por error de pornografía infantil y me han arruinado la vida»

Dice que nadie le ha pedido perdón y que todavía lucha por olvidar lo que define como una auténtica «pesadilla». Un vecino de Vizcaya se vio de la noche a la mañana acusado de pertenecer a un red que distribuía pornografía infantil. Todo empezó con un registro en su casa donde no encontraron «nada» pero que terminó con cuatro años de pleitos y muchas ganas de «olvidar».

Pese a no tener en casa nada que lo inculpara se vio detenido por la Policía Nacional, que actuaba dentro de una operación iniciada por el FBI estadounidense. Su novia (y ahora mujer), que entonces estaba embarazada de seis meses, defendió la inocencia de su marido ante los agentes, pero no fue escuchada. La historia de este ciudadano podría ser, para su desgracia, el guion de una película de sobremesa.

[Lea la historia completa en «El correo»]

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!