Máxima preocupación en «Sálvame» por el estado de salud de Kiko Matamoros

Desde su divorcio con Makoke el pasado mes de agosto, la vida de Kiko Matamoros ha ido de mal en peor, pues la nueva vida de soltero del colaborador le está pasando factura. Primero el colaborador preocupó a sus compañeros de plató al empezar una vida al límite saliendo por la noche día sí y día también hasta altas horas de la mañana. A los pocos meses, se descubrió que el colaborador se estaba quedando ciego por una enfermedad que afecta al nervio óptico. Y esta misma semana, el televisivo confesaba que le habían detectado varios tumores en la vejiga. «Un día me desperté en medio de un charco de sangre y me levanté con ganas de orinar y, horrible, todo sangre, con coágulos… Aguanté el chaparrón como pude».

Esta tarde, uno de los temas principales de «Sálvame» ha sido la enfermedad que padece su compañero. Tal y como ha asegurado Kiko Hernández, el único de los colaboradores que ha contactado con él tras la exclusiva, «su estado de salud es preocupante». Un suplicio que habría tratado de ocultar a su familia y a sus compañeros de televisión. El 4 de julio fue el último día que el televisivo se puso al frente de su sección para atender a los espectadores del programa del corazón por excelencia. Y ahora no se sabe cuándo podrá volver puesto que debe operarse de urgencia, una intervención que ha retrasado para «irse de vacaciones con su novia Marta porque ya las tenía planificadas».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!