Más de 1,2 millones para el monasterio soriano de Santa María de Huerta tras la inundación

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, anunció ayer en el propio monasterio cisterciense de Santa María de Huerta, en Soria, que el Consejo de Gobierno de hoy aprobará la inversión de 1,2 millones para acometer antes del verano de 2019 diferentes obras de reparación tras las recientes inundaciones que sufrió el 9 de septiembre. Herrera, acompañado por la delegada del Gobierno en la Comunidad, Virginia Barcones, subrayó que la inversión servirá para reparar los daños en el cenobio, el muro de sostenimiento del cauce del río Jalón y el cementerio de la localidad soriana.

El presidente del Gobierno autonómico, además, agradeció la labor que, desde el primer momento, han venido desarrollando las instituciones implicadas y los vecinos del pueblo para lograr achicar el agua, eliminar el barro y desescombrar todos los espacios afectados. Entre los recursos previstos por la Administración para acometer estas obras destacan 400.000 euros para actuaciones de emergencia reparadoras, 600.000 para reacondicionamiento y puesta en valor del monasterio y 100.000 para la actuación de la Unidad de Gestión de Riesgos y Emergencias de Patrimonio Cultural de Castilla y León (Ugrecyl) en el interior del monasterio. En los últimos años, la Junta de Castilla y León había invertido ya más de 1,6 millones de euros en distintas obras de acondicionamiento en el monasterio cisterciense, informa Efe. El aguacero provocó un anegamiento total, de hasta un metro y medio de altura, en todas las salas del monasterio, desde la iglesia y el refectorio hasta la sala de los monjes, los patios, las huertas y los jardines, pasando por el derrumbe de los muros perimetrales del monasterio en dos zonas. Además, se destinarán otros 50.000 euros al Ayuntamiento para la reparación del cementerio de la localidad.

Además, Herrera propuso a la delegada del Gobierno en la Comunidad constituir una mesa de trabajo para buscar soluciones a las inundaciones que sufre el monasterio cisterciense, una petición aceptada por Barcones. Desde la Confederación Hidrográfica del Ebro explicaron que la causa de las inundaciones fue un fenómeno natural de lluvias excepcionales caídas en poco más de media hora.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!