Marruecos financia casi todas las mezquitas de Ceuta y Melilla

El gobierno de Marruecos admite que financia la pr√°ctica totalidad de las mezquitas y de los imanes que dirigen el culto musulm√°n en las ciudades espa√Īolas de Ceuta y Melilla, seg√ļn los datos proporcionados hoy a Efe por el ministerio de Asuntos Isl√°micos en Rabat.

El ministro portavoz del Gobierno, Mustafa Jalfi, reconoci√≥ hace poco que su pa√≠s paga ¬ęhist√≥ricamente¬Ľ a ¬ęun n√ļmero limitado¬Ľ de imanes en la ciudad de Ceuta, pero los datos que aporta el ministerio de Asuntos Isl√°micos van mucho m√°s lejos.

De hecho, el ministerio financia 34 mezquitas en Ceuta (sobre un total de 42) y 17 en Melilla, que representan en este segundo caso la totalidad de templos isl√°micos en la ciudad, incluidos los ¬ęinformales¬Ľ.

En esta financiaci√≥n se recogen los sueldos de los ¬ęencargados del culto¬Ľ, una categor√≠a donde caben los imanes que dirigen cada mezquita, los predicadores que generalmente se desplazan cada viernes desde territorio marroqu√≠ (desde Nador en el caso de Melilla; desde Tetu√°n en el caso de Ceuta) y hasta los almu√©danos que llaman cinco veces al d√≠a a la oraci√≥n.

Pues bien, el gobierno marroqu√≠ paga actualmente los sueldos de 95 funcionarios religiosos en Ceuta y de otros 58 en Melilla, siempre seg√ļn los datos oficiales del ministerio, que no precisa, sin embargo, el monto total que supone al sost√©n del islam en las dos ciudades espa√Īolas, que Marruecos considera propias.

Nunca antes el gobierno marroquí había admitido con cifras precisas su presencia y control sobre la práctica del islam en Ceuta y Melilla.

Con todo, el √ļltimo presidente de la Comisi√≥n Isl√°mica de Melilla, m√°ximo √≥rgano de representaci√≥n musulmana en la ciudad y ahora dirigida por una gestora, Abdelkrim Alal, consider√≥ que estos datos ¬ęno constituyen ninguna sorpresa¬Ľ.

Seg√ļn sus referencias, el monto de la ayuda concreta a estos funcionarios es como sigue: 600 euros mensuales para cada im√°n responsable de la mezquita, 300 (o su equivalente en dirhams) para el predicador que se desplaza cada viernes y 50 euros para el almu√©dano.

El titular marroqu√≠ de Asuntos Isl√°micos, Ahmed Tawfiq, considera en declaraciones a Efe que su pa√≠s ¬ęsatisface una demanda all√≠ donde existe¬Ľ y donde existe ¬ęuna comunidad de marroqu√≠es¬Ľ que la solicita.

Ni un solo im√°n espa√Īol

A√Īade que las ciudades de Ceuta y Melilla ¬ętienen una historia propia¬Ľ y que su gobierno ¬ętiene una postura sobre ellas que usted ya conoce¬Ľ, y que en cualquier caso ¬ęno se trata de una cuesti√≥n pol√≠tica¬Ľ.

Tradicionalmente, Marruecos considera que Ceuta y Melilla son ¬ęciudades ocupadas¬Ľ por Espa√Īa, y aunque hace muchos a√Īos que no reivindica con ninguna acci√≥n su soberan√≠a, el vocabulario pol√≠tico oficial siempre recuerda que son ¬ęciudades marroqu√≠es¬Ľ, y sus ciudadanos, con m√°s raz√≥n los musulmanes, son siempre definidos como marroqu√≠es.

¬ęDesgraciadamente -se lamente Abdelkrim Alal desde Melilla-, no tenemos ni un solo im√°n espa√Īol, ni tenemos un solo euro para formar imanes. Nuestro gobierno de Espa√Īa no ha hecho nada por el islam y no nos brinda ninguna facilidad¬Ľ para la pr√°ctica del culto musulm√°n.

¬ęMientras no tengamos nuestros imanes, es preferible que las mezquitas las gestione Marruecos. Su modelo es el de la moderaci√≥n, preferible al wahabismo y al radicalismo que fomentan, por ejemplo, Arabia Saud√≠ o los Emiratos √Ārabes en otras mezquitas en Espa√Īa. Ah√≠ residen los problemas¬Ľ, razona Alal.

Alal reconoce que en el modelo actual existen fallos, como por ejemplo el hecho de que los imanes llegados desde Marruecos desconozcan las lenguas locales (el dialecto ¬ędariya¬Ľ de Ceuta o el bereber ¬ęchelha¬Ľ de Melilla) y hablen a los fieles en un √°rabe que les es ajeno.

¬ęTendr√≠amos que hacer como hacen las mezquitas en Francia -razona-, y traducir los sermones a la lengua local¬Ľ pero, seg√ļn √©l, esto no sucede por falta de medios y porque la Comisi√≥n Isl√°mica Espa√Īola, organismo sometido a querellas internas irresolubles, no es capaz de cumplir su funci√≥n de formar y designar imanes.

El ministro Tawfiq insiste, por su parte, en que los imanes formados por Marruecos cumplen con la legalidad all√≠ donde son enviados porque es uno de los fundamentos del rito maleki (y su variante ashari) vigente en Marruecos y en la versi√≥n que el pa√≠s magreb√≠ ¬ęexporta¬Ľ m√°s all√° de sus fronteras.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!