Marcelo Gallardo reconfirmó la historia reciente: los números del DT que siempre va por más

Marcelo Gallardo ganó las cinco definiciones directas que enfrentó ante equipos brasileros Crédito: Diego Haliasz / Prensa River

En otra noche que siempre se recordará, Marcelo Gallardo volvió a quebrar la historia y sigue agigantando su leyenda. Porque los números del entrenador demuestran que no se conforma nunca con lo logrado y siempre va por más. Esta vez, tal como en 2015, volvió a eliminar a Cruzeiro -que empieza a perder su apodo de “bestia negra” ante River-, acrecentó su efectividad, avanzó a cuartos de final y dejó atrás una histórica mala racha en la Copa Libertadores tras ser campeón.

En sus 262 encuentros en el Millonario, Gallardo obtuvo 133 triunfos, 77 empates y 52 caídas, para un total de 476 puntos sobre 786 posibles y una efectividad del 60,5%. Y el reposicionamiento en los primeros planos internacionales es otro logro de su gestión. Además de las siete coronas, ha logrado una alta eficacia: 42 triunfos, 28 empates y 13 derrotas en 83 encuentros, con 135 goles a favor y 68 en contra.

También ha logrado construir una fortaleza en las definiciones directas, al ganar 47 de 58 mano a mano, con un 81% de efectividad. De esos, 24 fueron en copas Internacionales, con 21 éxitos y solo tres derrotas: Huracán en semifinales de la Sudamericana 2015, Independiente del Valle en octavos de la Libertadores 2016 y Lanús en semifinales de la Libertadores 2017.

Gallardo obtuvo 133 triunfos, 77 empates y 52 caídas en 262 encuentros, con una efectividad del 60,5%. Ganó 47 de 58 cruces mano a mano (21 de 24 en copas internacionales)

En tanto, otro punto más que destacado es que rompió con la historia de River y los equipos brasileros, que siempre supieron ser una piedra en el zapato: jugó cinco definiciones mano a mano y ganó todas, ante Cruzeiro (0-1 y 3-0 en los cuartos de la Libertadores 2015), Chapecoense (3-1 y 1-2 en los cuartos de la Sudamericana 2015), Gremio (0-1 y 2-1 en las semifinales de la Libertadores 2018), Atlético Paranaense (0-1 y 3-0 en la final de la Recopa Sudamericana 2019) y hoy ante Cruzeiro nuevamente.

Y, por otro lado, quebró una particularidad histórica: después de cada Libertadores ganada, River sufría una temprana eliminación. Al conquistar la primera Copa en 1986, en 1987 accedió a la segunda fase, pero fue segundo en el Grupo B y no llegó a la final. En 1997, tras el segundo trofeo en 1996, fue eliminado por Racing en octavos, instancia en la que empezó su camino. Y la más reciente se dio en 2016, al lograr su tercera corona en 2015: no pudo ante Independiente del Valle.

Gallardo ha ganado 47 de 58 definiciones directas durante su ciclo como DT en River Fuente: FotoBAIRES

La historia con Cruzeiro que empieza a cambiar

Tras el 0-0 en la ida, la definición en Brasil revivió las viejas historias con la famosa “bestia negra”, que tiene una amplia diferencia en el historial (nueve victorias, dos empates y cuatro derrotas) y que siempre le complicó la vida: le ganó la final de la Copa Libertadores 1976, la final de la Supercopa 1991, los cuartos de la Supercopa 1992, los cuartos de la Mercosur 1998 y la final de Recopa 1998 (se jugó en 1999 en la fase de grupos de la Mercosur).

Pero, tras cinco fatídicas definiciones perdidas, hace cuatro años y de la mano del Muñeco, la Libertadores 2015 (cuartos de final) fue el punto final de una racha más que oscura: derrota 1-0 en el Monumental e histórico triunfo 3-0 en el Mineirao para cambiar la historia y enfilar aquella reivindicadora conquista de América. Con la victoria de anoche, River reconfirmó la gesta de hace cuatro años, enfila su camino y reivindica su histórico presente.

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!