Marcelo Elizondo: “El pa√≠s tiene baja participaci√≥n en las cadenas globales de valor”

Para el experto, el mundo se mueve con estos sistemas, que están impulsados por inversiones e intangibles; las exportaciones argentinas en esas matrices son débiles

Marcelo Elizondo, titular de la consultora DNI Fuente: LA NACION РCrédito: Fabián Malavolta

El mundo est√° cambiando y la Argentina estar√° sufriendo esos cambios en lo inmediato”. Con esta frase, Marcelo Elizondo, especialista en negocios internacionales y director de la consultora DNI, comenz√≥ su presentaci√≥n en la cuarta edici√≥n de “Negocios con el mundo”, encuentro organizado por LA NACION en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba).

Elizondo explic√≥ que de los 30 principales pa√≠ses del mundo hay 14 que est√°n atravesando alg√ļn caso de controversia internacional. Entre los m√°s conocidos, mencion√≥ el Brexit (en Gran Breta√Īa), la guerra comercial entre China y Estados Unidos, los efectos de las pujas de poder en el Estrecho de Ormuz -paso estrat√©gico de buques petroleros entre Ir√°n y Om√°n- y los √ļltimos intercambios entre el presidente de Francia, Emmanuel Macron, y el de Brasil, Jair Bolsonaro. Ante este panorama, el especialista plante√≥ cuatro posibles escenarios que podr√≠an darse a nivel global de cara a 2020 y c√≥mo se deber√≠a posicionar la Argentina frente a ellos.

Elizondo dijo que el primer escenario ser√≠a uno planeado desde la geopol√≠tica, en el que los pa√≠ses ya no cooperan, sino que compiten. Sin embargo, aclar√≥ que, a pesar del proteccionismo, en este caso el comercio exterior continuar√≠a potenciado por la tecnolog√≠a. En el segundo, m√°s pesimista, Elizondo habl√≥ de un mundo en el que los conflictos s√≠ generan obst√°culos. En el tercero, el “ideal”, mostr√≥ casos de pa√≠ses que vuelven a cooperar y abandonan las pujas. Y, por √ļltimo, en cuarto lugar, plante√≥ un mundo en el que hay “bolsones de acuerdos”.

Para el experto en comercio internacional este es el escenario “elegido” hoy por la Argentina. “El acuerdo entre el Mercosur y la Uni√≥n Europea parece optar por el cuarto escenario, en el que algunos deciden cooperar entre s√≠ en un patr√≥n internacional”, destac√≥, y explic√≥ que los acuerdos parciales surgen porque generan un impacto favorable en el comercio y en las inversiones.

Al momento existen m√°s de 445 acuerdos notificados en la Organizaci√≥n Mundial de Comercio (OMC). “No solo reducen aranceles, tambi√©n crean confluencias regulatorias y ambientes de negocios, y son los grandes espacios de generaci√≥n de comercio”, explic√≥ Elizondo, quien agreg√≥ que, actualmente, el 50% del comercio mundial ocurre entre pa√≠ses que decidieron reducir aranceles.

Sobre el mapa global de exportadores, dijo que los 10 principales del mundo -que hoy son las grandes econom√≠as del planeta- representan el 65% de las exportaciones. En este sentido, consider√≥ que el acuerdo entre la Uni√≥n Europea y el Mercosur permite que la Argentina ponga un pie en los pa√≠ses de esta lista, ya que muchos forman parte de la uni√≥n. Sin embargo, aclar√≥ que la Argentina no debe poner solo el ojo en los grandes, sino que tambi√©n deber√≠a prestarles atenci√≥n a las naciones emergentes. “Est√°n como importadores y como exportadores, esto incluye a Vietnam, Tailandia, Indonesia, Filipinas, Singapur y Hong Kong. Son pa√≠ses que tienen una enorme complementariedad con la Argentina”, asegur√≥, por lo que llam√≥ a las autoridades a trabajar en paralelo con ambos universos de pa√≠ses.

Diagnóstico local

Sobre la situaci√≥n de la Argentina en particular, Elizondo fue tajante y dijo que est√° “mal”. Hoy, el pa√≠s explica el 0,3% de las exportaciones mundiales. Adem√°s, mientras que el nivel de exportaciones y servicios medido en d√≥lares sobre el PBI suele alcanzar el 24% a nivel regional, en la Argentina esa cifra se ubica en torno al 17%.

Con respecto al universo exportador, Elizondo dijo que de las 7000 empresas operativas en el país solo son 400 las que venden al exterior más de US$10 millones anuales. En tanto, las que alcanzan los US$100 millones rondan las 80. Para mejorar este escenario, recomendó concentrarse en el trabajo de los intangibles y encarar una mayor participación en las cadenas regionales de valor.

En un mundo en el que la “globalidad pervive” y el comercio internacional alcanz√≥ cifras r√©cord de US$25 billones, Elizondo explic√≥ que la econom√≠a se vuelve intangible. “La matriz de la globalizaci√≥n son los intangibles, el conocimiento, la informaci√≥n y la propiedad intelectual”, destac√≥.

A los intangibles se suma la necesidad de desarrollar cadenas regionales de valor, a las que defini√≥ como “un sistema de vinculaci√≥n de empresas a trav√©s de v√≠nculos constantes con planteos de largo plazo”. Y agreg√≥: “El mundo se mueve con cadenas regionales que no son iguales que las que eran hace 20 a√Īos y que est√°n impulsadas por las inversiones e intangibles. Nuestras exportaciones en cadenas internacionales de valor son muy d√©biles”.

“Estamos entre los pa√≠ses con menos participaci√≥n y menos acceso a las cadenas regionales de valor. Tenemos muchos negocios a la antigua: ‘Voy, vendo, cobro y vuelvo'”, describi√≥ Elizondo, y llam√≥ a corregir la metodolog√≠a de comercializaci√≥n.

Al hablar de la inversi√≥n extranjera directa, dijo que, en el caso de la Argentina, el stock de inversi√≥n extranjera es menor no solo que el de Brasil (que se ubica en torno a los US$800.000 millones), sino tambi√©n con respecto al de pa√≠ses como Chile, Colombia o hasta Per√ļ. “Con una cifra cercana a los US$90.000 millones de stock, nuestro monto es muy escaso en dimensi√≥n de nuestra econom√≠a. La internacionalidad de los negocios que no plantea solo bienes, sino tambi√©n servicios, deber√≠a llevarnos a pensar a que no solo recibamos inversi√≥n extranjera directa, sino tambi√©n que emitamos inversiones hacia el exterior”, destac√≥ el especialista, y agreg√≥: “Tenemos muy pocas empresas que se han multinacionalizado para crear una alianza con esos sistemas de producci√≥n y comercio que ocurren dentro de las cadenas de valor”.

Hacia el final, Elizondo mencion√≥ diez puntos (o, m√°s bien, cuentas pendientes) que hay que trabajar para garantizar un mayor volumen de comercio exterior y relaciones internacionales. “Lo primero que tenemos que hacer es convencernos todos, crear un consenso metaecon√≥mico. Para ir al mundo hay que estar convencido y saber que eso es bueno”, arranc√≥.

En segundo lugar, dijo que es clave desarrollar una estrategia, porque “al mundo no se accede con golpes de suerte”. Como tercer √≠tem ser refiri√≥ a resolver la situaci√≥n macroecon√≥mica, y agreg√≥ la importancia de calificar el capital internacional; modernizar el modelo legal y regulatorio; mejorar la prestaci√≥n de servicios p√ļblicos y de la infraestructura; desarrollar atributos competitivos para las empresas; crear mejores condiciones de acceso a mercados, y, por √ļltimo, insertarse en el flujo de inversi√≥n internacional.

“No se trata solo de comercio, sino tambi√©n de inversiones. El mundo es sist√©mico, es complejo y requiere promover empresas m√°s que promover productos. Requiere alianzas entre compa√Ī√≠as que operan m√°s all√° de las fronteras a partir de la generaci√≥n de valor, que es lo que hoy hace a un pa√≠s diferente en el plano internacional”, concluy√≥ Elizondo.

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!