Mar de fondo en el Movistar

El ciclismo es un deporte de equipo que tiene que conjugar los intereres de un grupo de individuos. No es f√°cil. La guerras internas en el seno de un equipo forman parte de la historia de este deporte. A Mikel Landa le persigue ese maleficio. Siempre tiene a un compa√Īero que le tapa. Le pas√≥ con Fabio Aru en el Astana, con Froome y Thomas en el Sky, con Carapaz en el pasado Giro y ayer con Quintana, ganador en Valloire, en una meta que el Movistar quer√≠a en el inicio de la etapa conquistar con el alav√©s.

La t√°ctica del conjunto espa√Īol cambi√≥ en mitad de Izoard. Quintana, Amador y Verona iban en fuga. ¬ęSalimos para hacer de puente a un ataque de Mikel, que se sent√≠a muy bien¬Ľ, desvel√≥ en la meta el propio Quintana. Ese era el plan trazado en la pizarra del vestuario. La etapa volaba. El equipo de Alaphilippe, agotado, no recortaba tiempo. La escapada se alej√≥ hasta ahorrar casi nueve minutos. Quintana entraba en el podio, era casi l√≠der. Detr√°s, el Movistar aceler√≥ con Soler para probar a los rivales de Landa. Ese latigazo redujo el grupo a menos de veinte. Se ve√≠a venir el golpe del alav√©s. Y, sin embargo, el Movistar se fren√≥. Tap√≥ a Landa. ¬ęHemos parado para que la fuga de Quintana se fuera¬Ľ, relat√≥ el corredor de Murgia. No quer√≠a pol√©micas.

Fue Quintana, el beneficiado por el cambio de planes, el que desvel√≥ el proceso del cambio t√°ctico: ¬ęLa intenci√≥n inicial era subir puestos en la general con Mikel. Hab√≠amos hablado con el equipo para plantear varias estrategias. Y al final ha salido la de luchar por el triunfo de etapa. Por detr√°s mis compa√Īeros intentaron acelerar para que pudiera atacar Mikel. Pero los rivales aguantaron y levantaron el pist√≥n. Bueno, a m√≠ me fue bien en lo personal¬Ľ. Aun as√≠, el colombiano dej√≥ una cr√≠tica a la direcci√≥n de su equipo. El arre√≥n de Soler le recort√≥ casi tres minutos a su fuga. Con ese tiempo Quintana estar√≠a en posiciones de podio. ¬ęEs lo que pasa cuando se juegan varias bazas¬Ľ, solt√≥.

Se le notaba feliz, emocionado. ¬ęEstas son las grandes etapas y en esta he dicho ‚Äėaqu√≠ estoy, presente‚Äô¬Ľ. Es su tercer triunfo en el Tour. Su ataque a 7 kil√≥metros del Galibier rompi√≥ a Bardet y Lutsenko. ¬ęVengo de mucha tristeza por etapas anteriores. Esto premia todo el trabajo y el sacrificio¬Ľ, subray√≥. Quiso compartir el triunfo con su familia, su pa√≠s y su equipo. Andrey Amador volvi√≥ a ser clave. El ecuatoriano se fug√≥ para catapultar a Landa y al final remolc√≥ a Quintana.

A Landa le quedaba como consuelo la constataci√≥n de que este Tour es incontrolable. ¬ęSe ve que las fuerzas est√°n muy igualadas. Vienen dos etapas que van a ser muy dif√≠ciles de controlar¬Ľ, avis√≥. No renunciaba. Pero le queda una ocasi√≥n menos. La etapa de ayer, de m√°s de 200 kil√≥metros, estaba hecha para un ataque lejano. Para apoyarse en varios compa√Īeros en fuga y saltar la banca en el Galibier. No pudo. La fuga de Quintana, que en principio era para beneficiarle, le cort√≥ las alas. Con todo, el alav√©s elogi√≥ a su compa√Īero: ¬ęNairo es duro. Nunca se rinde¬Ľ.

El colombiano le ha quitado la s√©ptima plaza en la general. Quintana est√° a 3 minutos y 54 minutos de Alaphilippe. Landa, a 4.54. Y Valverde, a 5.58. En cada etapa monta√Īosa de este Tour el Movistar ha reclamado el mando. Faltan dos jornadas breves, de altitud, y definitivas. En el coraz√≥n de los Alpes. Con la victoria en el Galibier y a√ļn lejos de las plazas del podio, el Movistar puede jugar al todo o nada hoy en el Iser√°n y Tignes, y ma√Īana en Val Thorens. Landa conf√≠a en que se retome el plan inicial, la lucha por entrar entre los tres primeros.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!