Mañueco dice que no aplicará las 35 horas para evitar dañar la calidad de los servicios

H. DÍAZ

El presidente del Gobierno regional, Alfonso Fernández Mañueco, trasladó ayer a los sindicatos su respeto al «legítimo derecho» que tienen de convocar una huelga, pero a la vez les animó a continuar negociando en las respectivas mesas sectoriales. Lo hizo después de que ayer las organizaciones sindicales dieran por rotas unilateralmente las negociaciones con la Junta al entender que ésta está «incumplido» su acuerdo para volver a implantar la jornada de las 35 horas. Al respecto, el dirigente regional insistió en que el Ejecutivo es partidario de su implantación «cuanto antes», pero siempre desde la «responsabilidad» para que «no afecte a la calidad de servicios públicos esenciales, la educación, la sanidad y los servicios sociales».

Se refería así por primera vez Fernández Mañueco al conflicto abierto hace una semana entre Junta y sindicatos a raíz de un posible retraso en la implantación del acuerdo alcanzado el pasado mayo, que el Gobierno regional vinculó primero a la falta de financiación del Estado, aunque luego matizaría que no sólo se trataba de «un problema económico». Ayer, el presidente de la Junta insistía en esta idea ante lo que consideraba un «problema especialmente difícil y complejo» que «requiere la máxima atención por parte de todos los sectores implicados». En este sentido, reiteró que no sólo se trata de una cuestión de dinero, sino que lleva aparejada una «dificultad organizativa», con el fin de no afectar al «mantenimiento de la calidad» de los citados servicios.

«Cuando hay una negociación hay que negociar y dialogar», reiteró Fernández Mañueco, ante la insistencia de los periodistas por saber la fecha en la que la Junta estaría dispuesta a esa vuelta a las 35 horas, lo que según los sindicatos estaba comprometido para el 1 de octubre, aunque había manifestado su disposición a que fuera a partir del 1 de enero -pretensión a la que de momento se ha negado el Ejecutivo-. Mañueco explicó que no supondría lo mismo la implantación de esta medida en el ámbito educativo, que en el sanitario «o dentro de la administración general», y sin comprometerse a dar una fecha emplazó a las organizaciones sindicales a volver a sentarse en las respectivas mesas. Recordó que siempre que ha tenido la oportunidad de entrevistarse con los representantes sindicales les trasladó ese mensaje de «recuperación de sus derechos», pero siempre atendiendo al «diálogo y negociación» y teniendo en cuenta «un entorno social y económico complicado». Así, insistió en que el suyo es un gobierno de «diálogo y entendimiento», pero también lo es de «responsabilidad»

Esa «mano tendida» a continuar con las negociaciones también la mostró el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo. No obstante, matizó que si como sostienen los sindicatos había un compromiso para que las 35 horas se aplicaran a partir de octubre, ello ya se habría publicado, y no es así, informa Efe.

«Yo soy optimista de lo podamos hacer y además que lo podamos hacer con acuerdo», reiteró, no obstante, Fernández Carriedo, quien recordó que en los «días subsiguientes» se convocarán las correspondientes mesas de negociación en las que la Junta espera contar con la máxima participación de los representantes de los empleados públicos.

Mientras, a consejera de Sanidad, Verónica Casado, cuyo departamento, del que depende el personal sanitario, es el que se vería más afectado por las 35 horas, mantuvo ayer el compromiso de la Junta de recuperar la jornada pero insistido en que se hará de manera «organizada y planificada» para no generar «un caos» en el sistema sanitario. «Sí a las 35 horas pero de manera organizada», afirmó tras mantener varias reuniones con responsables del sector sanitario del Hospital Río Carrión de Palencia, donde fue recibida con abucheos por los trabajadores que se concentraban en los pasillos.

Quien no lo ve tan viable la medida es la consejera de Educación, Rocío Lucas, para quien es «muy difícil implantarla este curso en los centros educativos de la Comunidad. «Suprondría una gran dificultad», apuntó.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!