Malta abre las cloacas de la relación de políticos con la mafia italiana

Corresponsal en Roma Guardar

La rabia crece en las calles de Malta y cunde la protesta para que se haga justicia r√°pidamente por el asesinato de la periodista Daphne Caruana Galicia, el 16 de octubre del 2017, infatigable luchadora para denunciar la corrupci√≥n en Malta. Su informe sobre los llamados ¬ęPapeles de Panam√°¬Ľ vinculaba a los principales pol√≠ticos malteses con compa√Ī√≠as fantasma fuera del pa√≠s. Fue un homicidio de Estado, con un coche bomba -la carga explosiva parti√≥ de la mafia italiana- que quem√≥ viva a la periodista, un esc√°ndalo que conmocion√≥ a Europa y que de nuevo pone a Malta en el centro de todas las miradas porque el caso se considera my importante para la libertad de prensa y el estado de derecho en la Uni√≥n Europea.

La furia de los malteses contra el Gobierno va en aumento, tras la decisi√≥n de Joseph Muscat, de 45 a√Īos, primer ministro desde el 2013, quien anunci√≥ en la noche del domingo que solo dimitir√° a partir del 12 de enero, fecha prevista para la elecci√≥n de su sucesor al frente del Partido Laborista. Ayer se hab√≠a convocado una nueva manifestaci√≥n de protesta -la novena en las √ļltimas semanas- para pedir la inmediata renuncia de Joseph Muscat, al que acusan de encubrir de los responsables del homicidio. La polic√≠a tuvo que colocar ayer vallas ante el Parlamento para impedir en esa zona el acceso de los manifestantes, cuyo grito de protesta siempre ha sido el mismo: ¬ęJusticia¬Ľ, ¬ęlos mafiosos a la c√°rcel¬Ľ, ¬ęasesinos¬Ľ.

Homicidios de Estado

En esas manifestaciones -la del domingo dur√≥ dos horas- han participado los tres hijos de Daphne Caruana, y sus padres Michael y Rose-Marie, ambos de 81 a√Īos, silenciosos y con admirable dignidad. Para la familia, no hay duda, de que se trat√≥ de un crimen de Estado, seg√ļn manifest√≥ el padre al ¬ęCorriere¬Ľ: ¬ęAbsolutamente, s√≠. Fue un asesinato de Estado. Este es el motivo por el que hay que insistir, las manifestaciones deben continuar. Cuando Daphne fue asesinada, quedamos traumatizados, pero no sorprendidos. Sab√≠amos que pod√≠a ocurrir. Y eso es inadmisible. Tenemos que refundar Malta¬Ľ. En la √ļltima manifestaci√≥n comenz√≥ a hablarse de desobediencia civil para lograr la inmediata dimisi√≥n de Muscat.

Razones hay, a la luz de los acontecimientos que ya son de dominio p√ļblico, para considerar que se trat√≥ de un homicidio de Estado, como dice el padre de Daphne Caruana. El exjefe del gabinete del Gobierno y brazo derecho de Muscat, Keith Schembri fue detenido el pasado mi√©rcoles y luego puesto en libertad, siendo acusado de estar presuntamente relacionado con el homicidio. Adem√°s, Schembri mantiene un estrecho contacto con uno de los empresarios m√°s poderosos del pa√≠s, Yorgen Fenech, detenido el pasado d√≠a 20 -luego puesto en libertad con fianza-, cuando intentaba huir de Malta en su lujoso yate. Fenech presuntamente habr√≠a pagado 50.000 euros a cada uno de los tres sicarios que colocaron una bomba en el coche de Caruana en la noche anterior al atentado. Los tres fueron arrestados y est√°n a la espera de juicio. Otros dos ministros, el de Turismo, Konrad Mizzi, y el de Econom√≠a, Chris Cardona, tambi√©n dimitieron por su relaci√≥n con el esc√°ndalo.

Seg√ļn una investigaci√≥n de Reuters del pasado a√Īo, Mizzi y Schembri ten√≠an dos compa√Ī√≠as fantasma en Panam√°, que esperaban recibir m√°s de dos millones de euros por los servicios de una sociedad ubicada en Dubai, 17 Black Limited, propiedad del empresario Yorgen Fenech, sobre la que hab√≠a escrito Caruana denunciando esas oscuras y corruptas relaciones.

¬ęHasta ahora, el primer ministro Josep Muscat ha demorado su dimisi√≥n, en un desesperado intento por continuar protegiendo a su brazo derecho Schembri y a s√≠ mismo; no hay otra explicaci√≥n para su negativa a marcharse¬Ľ, afirma la familia de Daphne Caruana.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!