Maduro expulsa a un grupo de periodistas por mostrarle la realidad de Venezuela

¬ęNo nos han devuelto nuestra entrevista, esa es nuestra entrevista no de ellos¬Ľ. Esa es la reclamaci√≥n insistente que hace Jorge Ramos a la prensa extranjera desde el aeropuerto de Maiquet√≠a minutos antes de subirse a un avi√≥n que lo llevar√° de vuelta a Miami, tras ser deportado de Venezuela por el r√©gimen de Nicol√°s Maduro. El reconocido periodista de Univision y referente en Latinoam√©rica vivi√≥ el pasado lunes un episodio de censura e intimidaci√≥n-que ha dado la vuelta al mundo- mientras realizaba una entrevista al l√≠der chavista en el Palacio de Miraflores.

Despu√©s de diecisiete minutos de grabaci√≥n, Maduro se molest√≥ por las preguntas que le realiz√≥ el periodista mexicano y decidi√≥ detener la entrevista y decomisar las c√°maras con las que trabajaban las otras seis personas del equipo de Ramos. ¬ęSe levant√≥ de la entrevista despu√©s de mostrarle el v√≠deo -que el periodista grab√≥ el d√≠a anterior en Caracas- de unos j√≥venes comiendo del cami√≥n de la basura. Inmediatamente uno de sus ministros -el de Comunicaci√≥n-, Jorge Rodr√≠guez, dijo que la entrevista no estaba autorizada y nos confiscaron los equipos, se quedaron con nuestras c√°maras, no tenemos nada¬Ľ, se√Īala Ramos, al tiempo que recuerda haberle dicho a Maduro que no era un presidente leg√≠timo y que la comunidad internacional lo considera un dictador.

A continuaci√≥n, el mandatario venezolano les dio a probar una dosis de ese autoritarismo que sufren los periodistas nacionales que desnudan a diario, poniendo en riesgo su propia vida, la dictadura y la crisis humanitaria que existe en el pa√≠s. ¬ęEstuvimos detenidos durante m√°s de dos horas dentro del Palacio de Miraflores¬Ľ, coment√≥. En ese periodo, el equipo de Univision no pudo localizar el paradero de los periodistas enviados a Venezuela. Y las alertas por las redes sociales se difundieron r√°pidamente.

¬ęNos mantuvieron separados dos horas y media interrog√°ndonos. Nos metieron en un cuarto de seguridad, apagaron las luces, nos quitaron los bolsos y se quedaron con muchas de nuestras cosas personales, incluso nuestros m√≥viles¬Ľ, relat√≥ Ramos, durante una breve entrevista telef√≥nica concedida a Univision.

Azote de Trump

Ramos es un periodista de reconocido prestigio en toda Am√©rica Latina, que se caracteriza por un estilo incisivo que tambi√©n le ha causado problemas con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por sus pol√≠ticas de antiinmigraci√≥n. Desde el lunes, cuando se les inform√≥ de que ser√≠an deportados estuvieron acompa√Īados por funcionarios de los Servicios de Inteligencia Bolivarianos (Sebin). Los escoltaron desde las inmediaciones de Miraflores hasta el lujoso hotel Cayena Caracas, donde se alojaban (horas m√°s tarde denunciaban la detenci√≥n de otro periodista, Daniel Garrido, tras fotografiar a los agentes del Sebin junto al hotel).

En el v√≠deo, que fue el detonante para la ira de Maduro, aparec√≠an tres j√≥venes detr√°s de un cami√≥n de basura comiendo lo que sacaban de √©l. ¬ęTenemos hambre, ojal√° saquen a Maduro de esa mierda¬Ľ, reclama uno de los muchachos. Otro, se identifica como Jes√ļs y dice: ¬ęTengo 36 a√Īos y hago esto por mis hijos, porque el sueldo no alcanza para nada -cinco d√≥lares el salario m√≠nimo-. Primera vez en mi vida que como de la basura¬Ľ. ¬ęPresidente me disculpa pero usted como presidente no sirve, nosotros somos de la calle pero usted no sirve, quiero que se vaya del pa√≠s¬Ľ, a√Īade indignado.

Censura

Toda informaci√≥n cr√≠tica molesta al r√©gimen chavista. El pasado viernes, mand√≥ retirar del aire al canal espa√Īol Antena 3 y al norteamericano NatGeo por transmitir en directo el concierto ¬ęVenezuela Aid Live¬Ľ, que organiz√≥ el multimillonario Richard Branson en C√ļcuta, frontera con el pa√≠s, reclamando que fuera permitida la entrada de ayuda humanitaria a Venezuela.

Esta medida no es nueva, ya ha ocurrido en a√Īos anteriores con CNN, NTN24, Caracol Colombia, entre otros medios. Seg√ļn el Sindicato de la Prensa (Ipys), desde la llegada de Maduro al poder, en 2013, hasta el a√Īo pasado dejaron de publicarse 36 diarios debido a los problemas para comprar papel as√≠ como otros materiales necesarios para la producci√≥n informativa. A ello se suman el cierre de casi un centenar de emisoras de radio, el bloqueo de los medios digitales y el control de internet. Esto ha convertido a redes sociales, como Twitter e Instagram, en los principales altavoces utilizados tanto por periodistas como pol√≠ticos para denunciar los abusos del r√©gimen de Maduro.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!