Macri está obsesionado con terminar con los costos extras que cobran las cooperativas en las facturas de luz

Fuente: Archivo

Además del dólar, las tasas y la apertura de nuevos mercados, el presidente Mauricio Macri tiene una nueva obsesión: terminar con los cargos extras que las cooperativas eléctricas adosan en las facturas y que no tienen que ver específicamente con el consumo de electricidad. Ahora, la situación puede cambiar, porque el propio mandatario tomó el toro por las astas y decidió obligar a las empresas a cumplir con una normativa que prohíbe tal operatoria.

Es que en la Argentina se hizo habitual, entre tantas cosas, pagar en las facturas de electricidad cargos que no corresponden concretamente al consumo de energía efectuado, sino que son costos basados en otros conceptos que las cooperativas prestadoras del servicio adosan a la boleta y que van desde el 14% hasta el 56% (y en algún caso ha llegado hasta el 84%).

Al parecer, Macri está obsesionado con la idea de acabar con este tema. A tal punto que, según confiaron fuentes oficiales, mañana a las 12 del mediodía habrá una reunión de defensa de la competencia en Casa Rosada, en la que él estará presente, para tratar específicamente esta problemática. “Al presidente le interesa mucho terminar con esto. Lo que se busca es que la gente tenga dos talones, con el costo de la electricidad por un lado y el cargo por los otros conceptos por el otro, y decida si paga uno o los dos”, dijo la fuente.

La obsesión del Presidente tiene sustento en una norma a la que la mayoría de las cooperativas hizo caso omiso. El Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes) dictó el año pasado la Resolución Nº 3442/18 en la que estableció que las cooperativas prestadoras del servicio público de energía eléctrica deben facturar ese servicio de forma autónoma e independiente de otros conceptos ajenos. De esta manera, el asociado/usuario debe poder individualizar y abonar por separado la tarifa por electricidad, de otros conceptos ajenos.

La lista de esos conceptos ajenos es interminable: los usuarios pagan en una misma factura, entre otros, sepelio, emergencias médicas, bomberos, proveeduría, telefonía fija y móvil, agua potable, internet, servicio de TV digital, pavimento, servicio de postes a redes, gas, tasas municipales. “Estos se pueden seguir cobrando, si el consumidor presta conformidad, pero por separado”, indicaron fuentes del Gobierno.

Sandra González, presidenta de Asociación de Defensa de los Consumidores y Usuarios de la Argentina (Adecua), comentó que sería muy bueno solucionar esta mala costumbre. “Las cooperativas cobran lo que quieren y realmente es un tema que impacta muchísimo en el interior del país, sobre todo en provincias que tienen tarifas que son muy altas”, señaló.

La norma que prohíbe esta operatoria fue declarada razonable por la Secretaría de Comercio Interior del Ministerio de Producción y Trabajo, por Resolución Nº 9/2019, señalando, entre otros motivos, que el cobro del servicio eléctrico junto con otros bienes o servicios, puede constituir violaciones a la Ley de Defensa de la Competencia, en particular cuando los usuarios no tengan la posibilidad de adquirirlos o pagarlos por separado.

La facturación por separado, que se hará cumplir a partir de ahora, implica mayor transparencia en la facturación, porque permite conocer el consumo y tener claro lo que se le factura como adicional y mayor protección y defensa de los consumidores, ya que ahora no van a estar obligados al pago total de una factura que incluía conceptos distintos al consumo eléctrico.

Además, con la facturación separada se evita el corte del servicio eléctrico por la falta de pago de una factura que incluía conceptos ajenos al consumo y, por fin, los consumidores libremente podrán optar por utilizar o no servicios que son ajenos al servicio eléctrico.

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!