Macri destacó los logros de las Fuerzas Armadas y dijo que “hoy son reconocidas y valoradas”

Mauricio Macri

Mauricio Macri dio una fuerte señal de respaldo a la familia militar y resaltó que “hoy las Fuerzas Armadas son reconocidas y valoradas”, durante la tradicional cena de camaradería de las Fuerzas Armadas, en el edificio Libertador.

“Lo más importante es la normalización de la imagen de las Fuerzas Armadas en la vida democrática del país”, dijo el Presidente, durante la gala que ofreció el jefe del Estado Mayor Conjunto, el teniente general Bari del Valle Sosa. Macri asistió acompañado por la vicepresidenta, Gabriela Michetti; el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Defensa, Oscar Aguad.

El Gobierno viene de hacer de la seguridad uno de los ejes de campaña, al tiempo que envió señales para atraer al voto de la familia militar.

El ámbito castrense tuvo una relación oscilante con la gestión de Macri, dada por los sucesivos reclamos en materia salarial y presupuestaria. La relación con la Casa Rosada, de todas formas, fue mucho más fluida que durante el kirchnerismo, cuando los jefes militares exhibieron un fuerte malestar, especialmente desde la designación como jefe del Ejército del general César Milani.

Los jefes militares aseguran que hoy se sienten escuchados por la Casa Rosada. En el último año, el Gobierno respondió a algunos de los reclamos históricos de las Fuerzas Armadas. Dispuso el paulatino blanqueo de los sueldos del personal militar para avanzar en la eliminación de sumas fijas y anunció un programa de inversiones en material bélico.

El último gesto significativo fue el anuncio del secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, quien señaló que el oficialismo está trabajando en “una ley reparatoria” que habilite la indemnización a familiares de militares muertos en enfrentamientos con grupos armados durante el gobierno constitucional de María Estela Martínez de Perón.

Por decisión de Macri, el gobierno sigue de cerca el caso de Jovina Luna, la hermana de un soldado que murió en el ataque a un regimiento de Formosa, en 1975, y que denunció el pago de indemnizaciones presuntamente indebidas a familiares de guerrilleros.

Macri ponderó el rol de las FF.AA. durante el G-20 y en el Operativo Integración Norte, dedicado al combate al narcotráfico en la frontera. “Hoy vemos que la fuerzas hacen un excelente trabajo en equipo con las fuerzas de seguridad”, dijo. Y recordó especialmente a los tripulantes del ARA San Juan.

Más allá de las señales que recibieron de la Casa Rosada, las fuerzas armadas mantienen una tensión latente con el Gobierno porque alegan que existe una brecha significativa entre los salarios del personal militar y los haberes de las fuerzas de seguridad (la Gendarmería, la Prefectura Naval y la Policía Federal).

“Avanzamos en la normalización de los haberes. Sé que todavía falta, pero ya recorrimos la parte más compleja del camino”, dijo.

Hace un año, Macri recibió a los jefes de las fuerzas en Olivos para darles un aumento salarial del 20%, un incremento que comenzaba a compensar las diferencias. Pero, hace diez días, se creó un refuerzo salarial extra para las fuerzas de seguridad. Las FF. AA. aseguran que, tras esa última actualización, hoy sus haberes volvieron a quedar entre un 25 y un 30% por debajo. Los jefes castrenses evaluaban elevar una petición oficial a la Casa Rosada para exhibir esa disparidad.

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!