Macri apuesta a una pol√≠tica de “shock” desde el lunes para frenar al d√≥lar

Macri se reunió ayer con parte de su gabinete

Vuelve la pol√≠tica de shock para frenar al d√≥lar. La falta de resultados termin√≥ por convencer al presidente Mauricio Macri de apostar por una receta que ya le dio resultados en el pasado, aunque por un per√≠odo muy corto: desde el lunes el Banco Central (BC) intervendr√° de forma “agresiva” para intentar estabilizar a la divisa norteamericana.

El titular del Banco Central, Guido Sandleris, podr√≠a utilizar un esquema similar al que us√≥ Federico Sturzenegger hace poco m√°s de un a√Īo, cuando en medio de una corrida contra el peso, d√≠as antes de firmar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), fij√≥ la divisa norteamericana con una oferta diaria de US$5000 millones. La medida, que dur√≥ 20 d√≠as, fue efectiva.

En este contexto de fragilidad y volatilidad, en el que el Gobierno avanza d√≠a a d√≠a sin otro objetivo que calmar a los mercados, la posibilidad de lograr algunos d√≠as tranquilidad cambiaria son fundamentales para salir de la emergencia y empezar a trabajar en la estrategia electoral para octubre. “Vamos a poner toda la carne al asador desde el lunes”, graficaron fuentes oficiales.

Mientras se profundiza la crisis econ√≥mica, el Gobierno no encuentra respuestas. El √ļltimo mi√©rcoles Lacunza present√≥ una bater√≠a de medidas, que incluyeron la extensi√≥n de los vencimientos para las Lecap, Letes, Lecer y Lelinks, el comienzo de una negociaci√≥n de la deuda de m√°s mediano plazo (diez a√Īos) con bancos extranjeros, la renegociaci√≥n de los vencimientos con el FMI y el anuncio de que enviar√° al Congreso -llegar√° al Parlamento pasado ma√Īana- un proyecto de ley que difiere los pagos de la deuda.

Nada de esto funcion√≥. Los US$1279 millones que el Banco Central vendi√≥ en la semana no fueron suficientes para contener al d√≥lar; en los √ļltimos cinco d√≠as el mayorista subi√≥ $4,36 y el riesgo pa√≠s super√≥ los 2500 puntos. La desconfianza de los mercados tras la derrota electoral en las PASO sigue creciendo.

La decisi√≥n de intervenir con mayor fuerza, que confirmaron a LA NACION fuentes del Palacio de Hacienda y que no fue desmentida por el Banco Central, se dar√° despu√©s de dos medidas que impuls√≥ el organismo para evitar que la sangr√≠a de d√≥lares tenga impacto en los bancos. As√≠, el Banco Central fij√≥ que las grandes exportadoras no podr√°n tomar cr√©ditos por m√°s de $1.500 millones. Y, en las √ļltimas horas, les prohibi√≥ a los bancos girar utilidades, sin su autorizaci√≥n.

En paralelo, el gobierno nacional no responder√° las cr√≠ticas de sus rivales, en especial de Alberto Fern√°ndez. Si bien las declaraciones que el candidato a presidente del Frente de Todos hizo a The Wall Street Journal, en las que asegur√≥ que la “Argentina est√° en un default virtual y escondido” y que “el gobierno de Macri caus√≥ un da√Īo similar al que la Argentina sufri√≥ en 2001”, cayeron “muy mal”, nadie le responder√° p√ļblicamente.

Hoy el encargado de mostrar el camino en ese sentido fue el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. “Son tiempos dif√≠ciles y de gran incertidumbre; no son momentos para repartir culpas ni para discursos altisonantes o agraviantes”, dijo el funcionario que, junto al ministro de Hacienda, Hern√°n Lacunza, son los encargados de mantener el di√°logo con la oposici√≥n.

Seg√ļn dijo Frigerio, las diferencias deben resolverse “siempre a trav√©s del di√°logo y en una mesa de pol√≠ticas de encuentro y de consenso. Y agreg√≥: “Nosotros estamos siembre abiertos al di√°logo. Son tiempos para llevar calma a los hogares y para que los que tenemos responsabilidades como dirigentes pol√≠ticos o funcionarios estemos a la altura de las circunstancias”.

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!