Los whatsapps, nueva «arma» en las Cortes

Una nueva «arma» de destrucción política se instala en las Cortes. Si los ataques directos, las descalificaciones e incluso los insultos no fueran suficientes, ayer la pelea y los reproches entre los grupos llegó en forma de whatsapp. Anunciado estaba que el portavoz de Podemos preguntaría sobre los polémicos mensajes del senador Ignacio Cosidó sobre el supuesto «control» que asumían los populares de una de las salas del Supremo tras el acuerdo -ya roto- con el PSOE para renovar el Consejo General del Poder Judicial. Pablo Fernández quiso ilustrar su pregunta con una cartulina gigante en el que se leía el contenido del ya famoso «reenvío» realizado por el palentino. Tras la «exhibición» de Fernández, el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, acusó a Podemos de no estar interesado en la defensa de la división de poderes, sino de perseguir la «destrucción de los poderes de la Constitución del 78».

Más inesperada fue la intervención posterior de un habitual de las trifulcas parlamentarias. El socialista José Francisco Martín de haber tenido acceso -no dijo cómo ni de quién- a unos whatsapps de algún «grupo» del PP en los se admitiría que uno de sus propuestas estrella -la de que todo los funcionarios públicos pudieran optar a la carrera profesional- se habría elaborado «con términos legales de difícil cumplimiento» y que el objetivo era adelantarse «a la proposición de ley del resto de grupos con fines electorales y «quitarse de encima» las reivindicaciones de colectivos como los veterinarios. El vicepresidente de la Junta, José Antonio De Santiago-Juárez, respondió enseñando a los procuradores su móvil que «no conocía ese whatssapp».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!