Los socios de Sánchez salen en su auxilio para intentar zanjar la crisis por su tesis

Cierre de filas absoluto de Podemos y los nacionalistas con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para intentar sellar la crisis abierta por la polémica de los plagios cometidos en su tesis doctoral. Como estaba cantado, todos los aliados de la moción de censura salieron ayer en su auxilio del líder socialista evitando entrar en la clave del caso: la moralidad del plagio en un trabajo universitario que da acceso a un puesto público. ERC, PNV, PDECat y Podemos coinciden con el PSOE en declarar el carpetazo.

Todos ellos se dan por satisfechos con que el presidente haya hecho público su trabajo doctoral y confirmaron que bloquearán la petición formulada por PPy Ciudadanos para que el presidente dé la cara ante la Cámara. La Mesa calificó esta propuesta, pero no puede salir adelante sin el visto bueno de la Junta, donde el PSOEy sus socios tienen mayoría.

«Son esclavos de la moción»

La sospecha de PPy Cs es que los aliados de Sánchez blanquean su imagen para sumarse otro favor más a cobrarse ante el actual inquilino de La Moncloa. «Le protegen porque son esclavos de su moción de censura», señaló la portavoz popular, Dolors Montserrat. Los populares estudian llevar a Sánchez a que comparezca en el Senado, donde tienen mayoría absoluta si es bloqueada. Ciudadanos prefiere mantener el foco en el Congreso y no descartan volver a preguntar a Sánchez por ello en sesión de control.

Albert Rivera denunció ayer el ocultismo del presidente detrás de sus socios. «Sánchez se niega a dar la cara y se esconde detrás de Iglesias y de Torra», dijo en una reunión con su grupo, donde lamentó que la Presidenta de la Cámara, Ana Pastor, no enviara ayer mismo a la Junta de Portavoces su petición urgente de comparecencia. Cs cree que al PP tampoco le interesa correr con este asunto para cubrir la «debilidad» de su propio líder, Pablo Casado, investigado por su máster en la Rey Juan Carlos. «No vemos a Casado subiendo a la tribuna para preguntar a Sánchez por su tesis», señalaron fuentes de la dirección de Cs.

El portavoz de ERC, Joan Tardà, perdió los papeles ante los periodistas al contestar que no apoyará esa petición «porque no me da la gana». Deslizó que «no hará el juego» a Ciudadanos. «Nosotros no somos compañeros de viaje de los hipócritas», aseveró Tardà, que habló de «niveles extraordinarios de corrupción», en general.

Más prudentes, los portavoces del PNV, Aitor Esteban, y del PDECAT, Carles Campuzano, aseguraron que su función no es «juzgar» la calidad de la tesis de Sánchez y convinieron con Sánchez en que hablar de su currículo académico es «embarrar»la política y «degradar» la democracia. El portavoz convergente aseguró que hablar de la tesis «agota esfuerzos» que deberían dedicarse a atender la demanda del independentismo catalán, mientras que el currículo de Sánchez «no es importante para los ciudadanos».

Solo la portavoz interina de IU Eva García Sempere dejó claro que el plagio no le parece «moralmente» aceptable pero precisó que la suya era una opinión personal. Oficialmente, si no existe delito su partido no adoptará ninguna iniciativa, aseveró.

La portavoz adjunta de Podemos, Ione Belarra, rechazó valorar las irregularidades del trabajo del presidente y centró el foco en el líder del PP. «Donde están puestas todas las miradas ahora es en el señor Pablo Casado, que sigue sin enseñar su trabajo de fin de máster y hay nuevas irregularidades sobre su licenciatura». Podemos, igual que el PSOE, exigen la dimisión de Casado mientras defienden a Sánchez frente a «difamaciones y calumnias», resumió Adriana Lastra

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!