Los socialistas alcanzan un acuerdo con nacionalistas y podemitas para repartirse el Gobierno de Navarra

El Partido Socialista de Navarra ha tenido que ampliar de 9 a 13 las consejerías del Gobierno de Navarra para poder cerrar un acuerdo que dé la presidencia a su candidata y secretaria general, María Chivite.

Este mediodía, socialistas, nacionalistas y podemitas han cerrado un acuerdo que, una vez que sea ratificado por las bases de cada formación, dará la presidencia del Gobierno de Navarra a María Chivite. Eso sí, siempre y cuando cuente con el visto bueno, vía abstención de Bildu.

En el reparto de las carteras, Podemos se ha tenido que conformar tan solo con una consejería y que no tiene demasiadas competencias. A pesar de que los morados habían aprobado un documento en el que pedían “consejerías”, en plural, y han alargado durante más de tres horas el cierre del acuerdo, la formación de Pablo Iglesias en Navarra ha tenido que conformarse con la consejería de Políticas Migratorias y Justicia, dos funciones cuyas competencias son nacionales, por lo que desde Navarra podrán hacer poco.

Peso socialista

Quien sí tiene más peso son los nacionalistas de Geroa Bai. A pesar de tener casi el mismo número de parlamentarios que los socialistas, 9 de los nacionalistas frente a 11 del partido de María Chivite, se han contentado con tan solo una vicepresidencia y tres consejerías. Por el contrario, para el PSN se han acordado una vicepresidencia y siete consejerías. Y las de más peso, como Economía y Hacienda, Educación, Sanidad e Interior. Los nacionalistas se han quedado con las carteras más cercanas a los ayuntamientos como Desarrollo Territorial o Desarrollo Económico.

Fuera del Gobierno, por deseo propio, se queda Izquierda Ezkerra, la versión navarra de Izquierda Unida, que, con tan solo 1 de los 23 parlamentarios con que contará el nuevo cuatripartito foral, ha preferido limitarse a firmar el acuerdo programático alcanzado el pasado 5 de julio. Su portavoz, Marisa de Simón, ha recordado que “se trata de un acuerdo de mínimos que a partir de ahora tendrá que ir desarrollándose. Y ahí queremos estar nosotros”.

Para la que todo apunta que será la próxima presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, “tenemos que estar más que satisfechos del acuerdo alcanzado”. Y ha anunciado que este domingo someterá el acuerdo a la opinión de los afiliados. “En caso de que salga aprobado, cosa de la que no tengo ninguna duda, esa misma noche llamaré al presidente del Parlamento para que active el proceso de investidura”, ha dicho.

Sin embargo, más comedida, la líder de los nacionalistas Uxue Barkos ha recordado que “habrá que trabajar por conseguir esa mayoría necesaria para la investidura”. Y esa mayoría pasa exclusivamente por el visto bueno, sea mediante la abstención o el casi imposible voto afirmativo de Bildu.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!