Los presupuestos y los impuestos de Zaragoza, pendientes de la auditoría encargada por el alcalde

La auditoría de cuentas que ha encargado este verano el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón (PP), para conocer el estado de las arcas municipales será determinante para la elaboración de los presupuestos municipales y de las ordenanzas fiscales de 2020. Es decir, condicionarán el diseño de la política de gasto del Consistorio y de los impuestos y tasas que se tendrán que pagar los zaragozanos el próximo año.

Así lo anunció este viernes el propio Azcón, que compareció en rueda de prensa junto a la vicealcaldesa, Sara Fernández (Cs), tras una reunión de coordinación que mantuvieron los 14 ediles de los dos partidos que gobiernan en coalición el Consistorio.

Según explicó Azcón, este encuentro ha servido para analizar el trabajo realizado por el equipo municipal de gobierno en sus tres primeros meses de andadura, y para «planificar» las medidas a poner en marcha de aquí a final de año.

El alcalde ha vuelto a destacar que la situación económica municipal va a ser uno de los grandes condicionantes de la acción del gobierno, tal y como ya subrayaran hace varias semanas desde el ejecutivo PP-Cs, cuando alertaron de la situación de «quiebra» en la que se encuentran las arcas municipales. El Ayuntamiento acumula deudas por valor de más de mil millones de euros.

Para conocer con precisión el estado de las cuentas, la liquidez, las deudas y el margen de maniobra presupuestario, el alcalde encargó una auditoría tras tomar posesión del cargo el pasado junio, después de 16 años de gobierno municipales de izquierdas -doce liderados por el PSOE y en los últimos cuatro años por Zaragoza en Común (ZEC)-. El resultado de esa auditoría se conocerá a principios de septiembre, según ha anunciado el alcalde. Y lo que indique ese informe «condicionará en gran parte cuáles pueden ser las próximas ordenanzas y los presupuestos del año 2020», ha indicado Azcón.

Por su parte, la vicealcaldesa ha destacado la coordinación que se da en el seno del gobierno municipal PP-Cs y la importancia que tienen reuniones para poner en común la gestión, como la celebrada este viernes. Es «muy importante la planificación, hay unos objetivos muy claros establecidos a corto, medio y largo plazo, y las acciones que emprenderemos para cumplirlos estarán muy definidas a la hora de dedicar los recursos municipales», ha dicho Sara Fernández.

En cuanto a los primeros tres meses de legislatura, Jorge Azcón ha afirmado estar «satisfecho» con las medidas que ha puesto en marcha us gobierno municipal para «mejorar la calidad de los servicios públicos, la seguridad, los planes de poda o arreglar calles», entre otras materias que, según ha dicho, eran «prioridades» a las que había que dar respuesta ante los ciudadanos.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!