Los Obama hacen una oferta de 13 millones por una mansión en Martha’s Vineyard

No es mala la vida después de la presidencia, al menos a tenor de las inversiones inmobiliarias que están efectuando los Obama. Según varios medios norteamericanos, la familia ha hecho una oferta millonaria por una mansión en la isla de Martha’s Vineyard, su lugar de vacaciones favorito desde los años que pasó en la Casa Blanca. Son 650 metros cuadrados de vivienda, con siete dormitorios, ocho baños y una piscina, y 11 hectáreas de jardines. El precio acompaña: 15 millones de dólares, unos 13 millones de euros.

El sitio web TMZ fue el primero en informar de la oferta, que luego confirmaron diarios como «The Boston Globe» o «The New York Post». Poco han tardado los medios más conservadores en acusar a Barack y Michelle Obama de hipocresía. «Son demasiados los líderes demócratas que explotan la política de la envidia y el victimismo para alzarse con el poder y amasar así éxitos y fortunas», dijo en Fox News la analista Carol Roth. «No les recrimino a los Obama que se compren una casa nueva. Pero los políticos deben dejar de decir una cosa y hacer otra».

ABC
ABC

Lo cierto es que Obama lleva tiempo activo en el mercado inmobiliario. En mayo de 2017 el expresidente ya pagó ocho millones de dólares (unos siete millones de euros) por su residencia aquí en Washington. Se trata de una imponente casa de ladrillo visto y aire de castillo medieval construida en 1928. De 750 metros cuadrados, cuenta con nueve dormitorios y ocho baños en los que abunda el mármol blanco. Cuando la compraron los Obama, la residencia se convirtió en la segunda más cara de la capital federal, sólo por detrás de la que adquirió Jeff Bezos, fundador de Amazon, a solo unas manzanas, en el barrio de Kalorama.

Tras dejar la presidencia, los Obama han entrado en el exclusivo club de los millonarios gracias sobre todo a los honorarios que cobran por dar discursos y los adelantos editoriales por la publicación de sus memorias. Cuando llegaron a la Casa Blanca la familia tenía unos ahorros e inversiones de apenas un millón de dólares (900.000 euros) que se han multiplicado al menos por 40, según una investigación de Business Insider.

Negocios literarios

La editorial Penguin Random House compró los derechos de dos libros de la pareja Obama por un precio total que ascenderá a los 65 millones de dólares (58 millones de euros). El de ella, titulado «Mi historia», se publicó el año pasado y fue un éxito rotundo, copando los primeros puestos de las listas de ventas en papel y digital. El de él todavía no tiene fecha de salida.

Los lucrativos contratos de los Obama han llamado la atención de muchos en Estados Unidos, incluido el sucesor de ellos en la Casa Blanca. Harto de las investigaciones de los demócratas sobre sus declaraciones de la renta, Donald Trump estalló a finales de julio y, en una conversación con la prensa, recomendó a la oposición que hurgue en las finanzas de los Obama. «Si quieren investigar, ¿por qué no investigan los negocios literarios del presidente Obama? ¡Vamos a hacer un requerimiento de los contratos que ha firmado y los impuestos que paga por ello», dijo Trump.

De momento no hay ninguna sospecha de que Obama haya evadido impuestos. Por su parte, Trump ha roto décadas de tradición política y se ha negado a hacer públicas sus declaraciones de la renta, algo que sí hizo su predecesor.

Los Obama, que antes de ocupar la Casa Blanca vivían en Chicago, mantuvieron una vieja tradición demócrata: pasar sus veranos en Martha’s Vineyard, una islita al sur de Cape Cod muy ligada a la familia Kennedy. Fue allí donde en 1999 se estrelló la avioneta en la que murió John John Kennedy, su mujer y su cuñada. Los Clinton también pasaron varios veranos en la isla, pero no pagaron alquiler como los Obama, sino que se alojaron en la mansión de un amigo millonario, Richard Friedman.

La casa por la que los Obama han hecho una oferta pertenece al dueño del equipo de baloncesto profesional de los Boston Celtics, Wyc Grousbeck, y está en el mercado desde agosto de 2015. El precio inicial de salida era de 22,5 millones de dólares (20,2 millones de euros) que se han ido rebajando poco a poco hasta los 16 millones de dólares (14 millones de euros). Es, según las revistas especializadas en el mercado inmobiliario que ha publicado fotos de su interior, una mansión de ensueño. Digna de todo un presidente, o expresidente.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!