Los misteriosos pájaros de barro de Valladolid

Unos pequeños pájaros de barro colocados en diferentes puntos de las calles de Valladolid han sorprendido este martes a sus vecinos. Y es que la ciudad ha amanecido con decenas de estas piezas sin que por el momento se conozca su autor ni el objetivo de esta curiosa iniciativa.

Ningún mensaje acompaña a las figuras, que lo que sí llevan son dos números en su parte inferior, por lo que podría ser una serie perteneciente a algún artista. La segunda cifra, 1025, se repite en todos los casos y aparece separada de la primera por una barra. En algunos lugares han colocado más de un ejemplar.

La plaza de la Universidad, junto a la estatua de Rosa Chacel, el Campo Grande, los paseos de Filipinos y del Cauce o la urbanización Fuente Berrocal, a las afueras de la ciudad, han sido algunos de los puntos elegidos para depositar los misteriosos pájaros. Al parecer, el o los autores del reparto no han seguido un patrón, sino que han elegido lugares muy distintos.

ABC

El asunto no ha tardado en saltar a las redes sociales, donde los vecinos de Valladolid se preguntaban divertidos y sorprendidos quién habría colocado las enigmáticas figuras. Las fotografías han circulado rápidamente e incluso el asunto ya tiene un hastag propio: #vallapajaros.

Desde el Ayuntamiento desconocen quién está detrás del misterio de los pájaros de barro vallisoletanos.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!