Los m√©dicos tratan con urgencia a Zaplana para evitar que su deterioro sea ¬ęirreversible¬Ľ

El equipo m√©dico que trata al exministro y expresidente de la Generalitat Eduardo Zaplana en el Hospital La Fe de Valencia por la leucemia que padece trabaja para que el deterioro de su salud no resulte ¬ęirreversible¬Ľ, seg√ļn ha informado EFE, que cita fuentes de su defensa jur√≠dica.

Zaplana lleva seis meses en prisi√≥n incondicional y sin fianza en la c√°rcel de Picassent como investigado por su presunta implicaci√≥n en delitos de cohecho, blanqueo de capitales, malversaci√≥n y prevaricaci√≥n en el marco del caso Erial, que sigue bajo secreto de sumario a cargo del Juzgado de Instrucci√≥n n√ļmero 8 de Valencia.

“El tratamiento que est√° recibiendo -desde el pasado martes- no es en absoluto rutinario, no se lo hab√≠an hecho nunca antes“, han explicado las mismas fuentes.

Cada quince días, el también expresidente del PP valenciano y exdirectivo de Telefónica suele acudir desde la citada cárcel a La Fe para someterse a distintas pruebas médicas y recibir tratamiento por la leucemia que padece desde 2015, cuando se sometió a un trasplante de médula.

Sin embargo, recientemente ha experimentado un deterioro f√≠sico que ha “alarmado” tanto a los m√©dicos de Picassent como a los de La Fe, que han emitido sendos informes “bastante coincidentes”, han se√Īalado las mismas fuentes, y que ha propiciado su ingreso hospitalario.

Reacción inmunitaria

Se trata de un empeoramiento propiciado por la enfermedad conocida como “injerto contra hu√©sped” (EICH), una complicaci√≥n que se puede producir cuando un sistema inmunitario trasplantado ataca a los √≥rganos y tejidos del paciente que lo recibe (el hu√©sped).

Desde su ingreso en La Fe, el pasado martes, Zaplana ha sido sometido a varias pruebas, entre ellas una gastroscopia y una colonoscopia, mientras “no deja de perder peso y tiene la piel y las articulaciones deterioradas“, detallan los responsables de su asistencia jur√≠dica, que para entrevistarse con √©l han de vestir “guantes, bata y mascarilla”.

Por ello, entienden que “seguir sosteniendo, como lo hace la juez, que existe riesgo de fuga es un insulto a la inteligencia, porque no puede ir a ning√ļn sitio ni puede prescindir de los cuidados que se le dan en La Fe”.

“Entend√≠amos que al avanzar las comisiones rogatorias libradas a otros pa√≠ses ya no ten√≠a sentido mantenerle en prisi√≥n, pero no tenemos esperanzas de que su situaci√≥n vaya a cambiar a corto plazo”, han indicado a EFE las mismas fuentes.

Aluden así al reciente viaje que la instructora del caso y uno de los fiscales anticorrupción de Valencia podrían haber realizado a Uruguay para participar en registros relacionados con esta causa.

En este sentido, la defensa de Zaplana lamenta haber conocido de estas indagaciones por medios de comunicaci√≥n (tanto espa√Īoles como uruguayos) y no haber tenido constancia de las actuaciones v√≠a judicial.

A ra√≠z de un tuit del Partido Popular, este jueves se sucedieron en las redes sociales las peticiones de “humanidad” -procedentes de dirigentes pol√≠ticos de distintos signo- para que el expresident sea tratado de su enfermedad en un hospital y no en la c√°rcel.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!