Los jubilados venezolanos protestan por el impago de sus pensiones

«No queremos Petros, queremos bolívares soberanos», reclamaron ayer los pensionistas y jubilados del Instituto Venezolano del Seguro Social (IVSS) en la sede de la Fiscalía General en Caracas para protestar por la falta de pago de sus ingresos de diciembre.

La concentración fue convocada en el Parque Carabobo frente a la sede de la Fiscalía, mientras el presidente Nicolás Maduro llamaba a los milicianos, integrados por personas mayores, para que se prepararan para «defender a la patria» ante una eventual guerra.

Hay cerca de cuatro millones de pensionistas y jubilados que reciben el salario mínimo de 4.000 bolívares que el régimen de Maduro aumentó el 1º de diciembre pero no ha sido pagado todavía. Los beneficiaron también reclaman el pago del tercer bono navideño que ofreció el mandatario.

El régimen se enfrenta a problemas de liquidez para pagar el incremento salarial decretado con motivo de las elecciones para los pensionistas, los 2,5 millones de empleados públicos y los 600.000 profesores universitarios.

Las personas mayores necesitan su pensión para pagar las medicinas que, son escasas y caras, y que Maduro ha ofrecido pagar en Petros, una critomoneda que nadie acepta, ni sus mejores aliados como los rusos o chinos.

La gran mayoría de los pensionistas, que no sabe cómo manejar las operaciones de las criptomonedas por ordenador, debe pagar para que alguien se las haga. El régimen también obliga a los pensionistas a inscribirse en el «carné de la patria» para recibir el pago de su pensión, lo que es ilegal.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!