Los hoteleros piden que el Gobierno pague vacaciones desde la Península a Canarias

Las organizaciones empresariales del negocio del turismo en Canarias han pedido este miércoles la creación de un programa vacacional en la Península subvencionado por el Gobierno a fin de ocupar las camas no vendidas por la quiebra de Thomas Cook.

En una propuesta al Gobierno central, a la que ha tenido acceso ABC, las empesas demandan la creación un sistema tarifario que permita al turismo peninsular incrementar su presencia en las islas, «que ha sido históricamente uno de los tres mercados turísticos más importantes para Canarias».

De forma inmediata, sería «deseable», que «para la temporada de invierno 2019-2020 y de verano 2020 se establezcan unas tarifas reducidas y con horarios y condiciones flexibles en las conexiones con Canarias para el mercado peninsular».

Esto permitiría, indica el texto al que ha tenido acceso ABC, «diseñar un sistema que bonifique parcialmente (en un % a determinar) la estancia de clientes en paquete (mínimo 4 noches, por ejemplo) hasta fin de verano de 2020 a modo de incentivo a las estancias». Con ello, se reclama «articular un sistema bonificado pero, en lugar de bonificar al desplazamiento en avión, se bonificaría también el alojamiento en hoteles».

Sareb turístico

Otra de las propuestas que las empresas afectadas por la crisis de Thomas Cook es la creación de un «banco malo» que se haga cargo de las deudas que no tengan previsiones de cobro por la crisis del conglomerado europeo que ha estado controlando el 8% del PIB de Canarias y que ha quebrado.

Con las peticiones de los hoteleros de Canarias se petende articular un paquete de medidas de apoyo al sector por el empleo que generan. UGT he pedido que se evite el cierre de operaciones de Thomas Cook en España y las Kellys de Lanzarote han expresado que no les genera ninguna lástima que haya quebrado.

En la relación de propuestas de las patronales canarias, destaca la configuración de un organismo parecido a Sareb «que gestione la reclamación de la deuda que Thomas Cook ha contraído con los hoteleros y se encargue de reclamar al gobierno británico (una sociedad para el rescate del sector hotelero español)».

La medida se justificaría a que «el sector hotelero español es también víctima de la quiebra del turoperador, no se le puede hacer responsable, ni tampoco pretender que asuma sin más unos impagos que se sitúan entre 140 y 160 millones de euros». Con este vehículo financieron se puede permitir al Gobierno central «comprar esta deuda a los hoteleros y se les pague, al menos, una parte de la misma, para que luego sea esa sociedad la que reclame al gobierno británico la cuantía total».

También se reclama la bonificación hasta fin de temporada de verano de 2020 en las cotizaciones a la Seguridad Social de las empresas turísticas radicadas en Canarias. «Se trata de una medida orientada a favorecer el mantenimiento del empleo», indica la propuesta. «Se hace necesario bonificar los seguros sociales de las empresas para que las cargas sociales no se conviertan en una loza que impida la recuperación de las empresas afectadas».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!