Los hosteleros de Benidorm advierten de que el «caos» del Imserso puede afectar a tres mil empleos

La Asociación Empresarial Hostelera de Benidorm, Costa Blanca y Comunidad Valenciana (HOSBEC) ha advertido este martes de que la «caótica» situación de los viajes del Imserso puede repercutir a unos 60 establecimientos hoteleros de la región, la mayoría en la provincia de Alicante, principalmente en la localidad de Benidorm, y afectar a entre 2.500 y 3.000 trabajadores del sector, ya sea vía despidos, contratos suspendidos, no renovaciones o expedientes de regulación temporal de empleo.

Así lo ha explicado la secretaria general de Hosbec, Nuria Montes, en declaraciones a Europa Press, tras asistir -junto al presidente de Hosbec (Benidorm, Costa Blanca y Comunidad Valenciana), Toni Mayor, y el gerente de AEHCOS (Costa del Sol), Antonio Aranda- a la reunión urgente que la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turíscos (CEHAT) ha celebrado este martes en Madrid.

Todo el sector hotelero español está «muy preocupado», tras conocer que Mundosenior -UTE integrada por Globalia (Viajes Halcón) y Barceló (Viajes Barceló)- ha recurrido la adjudicación del programa de turismo social del que ha quedado excluida, y ante el «más que probable recurso» que Mundiplan -la UTE formada por Iberia, Alsa e IAG7- presentará dentro de unos días.

Dos hechos que podrían retrasar hasta el invierno de 2020 la adjudicación de los viajes del Imserso, cuya comercialización estaba previsto que iniciarse a mediados de septiembre para recibir los primeros clientes en octubre. En el caso de la Comunitat Valenciana, esto supondría unos 180.000 turistas menos, procedentes de estos programas de turismo social.

Ante esta situación, la secretaria general de Hosbec, Nuria Montes, ha defendido la prórroga de los contratos anteriores durante un año, como la solución temporal «menos mala» ante el previsible escenario de «recursos y contrarrecursos».

«Creemos que hay motivos de interés público para cancelar el proceso de adjudicación actual y prorrogar el del último año», ha subrayado Montes. Durante la prórroga, ha abogado por sentarse «en serio» para llegar a un acuerdo sobre los paquetes de viajes de 2020.

Situación «peor» que en 2015

Y es que según ha lamentado la CEHAT en un comunicado tras la el encuentro del sector en la capital madrileña, «con este caos se cumplen los peores pronósticos y la posibilidad de una nueva amenaza de retrasos se ciernen sobre los viajes de los mayores españoles». Los empresarios están «indignados», ha apuntado Montes, porque ya hacía dos años que venían advirtiendo sobre la «complicada situación» a los diferentes responsables políticos.

Sin embargo, lamenta el comunicado de la patronal, «la nueva dirección del IMSERSO surgida a partir de la moción de censura del pasado verano ha hecho oídos sordos a todos los consejos, advertencias y sugerencias, abocando al programa de turismo social a un absoluto caos».

En este sentido, la CEHAT ha criticado la «nefasta gestión« aboca a los hoteleros a exigir al Gobierno que cumpla con su deber de gobernar. «No es el mismo escenario que en 2015, es todavía peor», han expresado tanto el presidente de CEHAT como el de HOSBEC.

Según han explicado, «los retrasos acumulados por las paralizaciones de recursos y contrarrecursos que pueden producirse no permiten adivinar en qué fecha podría ponerse en marcha la comercialización y primeras estancias». En una primera valoración, los primeros clientes del IMSERSO podrían viajar ya entrados en el año 2020 pero «sin ninguna garantía ni seguridad», ha apuntado Toni Mayor.

Los dirigentes empresariales del sector exigen al Gobirno «que se ponga sin dilación a gobernar» ante esta «situación tremendamente complicada».

A su entender, «por una clara razón de orden y de interés público debe suspender urgentemente todo el proceso de adjudicación, acordar una prórroga extraordinaria de la última anualidad y nombrar nuevos responsables del IMSERSO que acometan con urgencia un nuevo concurso y pliegos que solventen todos los errores, discrecionalidades y mal planteamiento que ha quedado en evidencia con lo acontecido en los últimos meses».

El programa de Turismo Social afecta en el conjunto del país 900.000 mayores españoles que son los paquetes que deberían ponerse a comercialización, y por parte la empresarial dejaría «tocada» la temporada de invierno para 350 establecimientos hoteleros y más de 12.000 trabajadores que podrían ver comprometidos sus puestos de trabajo.

«Si el Gobierno de España no se pone manos a la obra a arreglar este caos, muchas empresas empezarán a plantear los expedientes de regulación temporal de empleo a partir del 15 de octubre, cuando finalice la temporada turística en el mercado del sol y playa», advierten desde CEHAT.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!