Los desaparecidos de China

El jefe de la Interpol, la actriz m√°s famosa de China, un fot√≥grafo galardonado tres veces con el prestigioso premio World Press Photo, un pastor protestante, tres canadienses‚Ķ Ni sus cargos ni el esc√°ndalo internacional los han librado de ser detenidos en China. O, m√°s bien, ¬ęsecuestrados¬Ľ por el Estado.

Sin noticias de ellos desde hace semanas o meses, todos est√°n siendo investigados por el autoritario r√©gimen de Pek√≠n, que puede hacerlos desaparecer legalmente en un aut√©ntico agujero negro. Sin avisar a jueces, fiscales, abogados, ni familiares, la ley permite a las autoridades el confinamiento de sospechosos hasta seis meses bajo la denominada ¬ęVigilancia Residencial en Ubicaci√≥n Designada¬Ľ. Tras dicho eufemismo se oculta un siniestro ¬ęArchipi√©lago Gulag¬Ľ con centros de detenci√≥n e interrogatorios donde han sido encerrados disidentes, abogados especializados en derechos humanos y activistas sociales, pero tambi√©n magnates multimillonarios y hasta artistas.

Pek√≠n ha dicho que dos de esos tres canadienses ser√°n investigados por ¬ęda√Īar la seguridad nacional¬Ľ

El caso m√°s notorio es el de Fan Bingbing, la estrella m√°s cotizada del cine chino tras Jackie Chan y famosa por aparecer en las sagas de ¬ęX Men¬Ľ y ¬ęIron Man¬Ľ. A pesar de su fama, se evapor√≥ en verano durante tres meses, hasta que resurgi√≥ para confesar que hab√≠a evadido impuestos y ten√≠a que pagar una multa de 884 millones de yuanes (110 millones de euros).

Su reaparici√≥n coincidi√≥ con la detenci√≥n de Meng Hongwei, el ya dimitido jefe de la Interpol. Arrestado a finales de septiembre tras llegar a Pek√≠n procedente de Lyon, sede de este organismo policial internacional, lo √ļnico que se sabe es que est√° siendo investigado por aceptar sobornos. As√≠ lo reconoc√≠a el Ministerio de Seguridad P√ļblica chino en octubre, varios d√≠as despu√©s de que su esposa denunciara a la Polic√≠a francesa que no ten√≠a noticias suyas y la Interpol pidiera explicaciones. Un emoticono con un cuchillo fue el √ļltimo y preocupante mensaje que recibi√≥ su mujer antes de que se lo tragara la tierra. A sus 64 a√Īos, con cuatro d√©cadas de experiencia policial y un puesto como viceministro de Seguridad, Meng ha ca√≠do en las garras de la campa√Īa anticorrupci√≥n con la que el presidente chino, Xi Jinping, ha purgado a m√°s de mill√≥n y medio de funcionarios desde 2012.

Conflicto diplom√°tico

En plena guerra comercial con Estados Unidos por los aranceles de Trump, han desaparecido tres canadienses despu√©s de que la hija del fundador de Huawei y vicepresidenta de la compa√Ī√≠a, Meng Wanzhou, fuera detenida en Vancouver por una orden de extradici√≥n pedida por un tribunal de Nueva York, que la investiga por haber intentado violar las sanciones contra Ir√°n. En medio de dicho conflicto diplom√°tico, Pek√≠n ya ha anunciado que dos de esos tres canadienses est√°n siendo investigados por ¬ęda√Īar la seguridad nacional¬Ľ, lo que suena a represalia por el arresto de Meng Wanzhou. Pero, mientras esta ha contado con un abogado y ha sido puesta en libertad bajo fianza, de los canadienses no se sabe absolutamente nada.

Igual suerte ha corrido Wang Yi, un pastor protestante detenido este mes junto a un centenar de feligreses e investigado por subversi√≥n contra el Estado, lo que puede costarle entre cinco y quince a√Īos de c√°rcel.

Tambi√©n se desvaneci√≥ en la nada el abogado Wang Quanzhang, apresado en la masiva redada de julio de 2015 contra los letrados de derechos humanos. Su caso aparece denunciado en el libro ¬ęLa Rep√ļblica Popular de los Desaparecidos¬Ľ, donde una decena de activistas cuentan los abusos sufridos en prisiones secretas. Uno de ellos fue el sueco Peter Dahlin, que instru√≠a a abogados chinos y a quien ni su pasaporte extranjero le salv√≥ de ¬ędesaparecer¬Ľ 23 d√≠as en enero de 2016.

Campos de reeducación

Ignorando las cr√≠ticas internacionales, el r√©gimen chino sigue ampliando sus campos de reeducaci√≥n para los uigures, la poblaci√≥n aut√≥ctona de la remota regi√≥n occidental de Xinjiang que profesa el islam, habla una lengua emparentada con el turco y aspira a la independencia. Aunque Pek√≠n hab√≠a negado la existencia de dichos campos, donde se calcula que tiene encerrados a un mill√≥n de prisioneros, en octubre les dio base legal para, en teor√≠a, luchar contra el integrismo isl√°mico. ¬ęLos gobiernos a nivel de condado y superiores pueden establecer organizaciones de educaci√≥n y transformaci√≥n, y supervisar departamentos como escuelas de formaci√≥n profesional, para educar y transformar a la gente que ha sido influida por el extremismo¬Ľ, reza la nueva legislaci√≥n de esta regi√≥n.

Con la excusa de combatir el terrorismo yihadista y el independentismo, China lleva a cabo una dist√≥pica campa√Īa de represi√≥n en Xinjiang. Adem√°s de campos de reeducaci√≥n, hay controles policiales con an√°lisis del iris, c√°maras de vigilancia capaces de reconocer las caras, ¬ęaplicaciones esp√≠a¬Ľ en los m√≥viles y comisarios pol√≠ticos viviendo en las casas como si fueran de la familia.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!