Los dem贸cratas votar谩n para anular el estado de emergencia de Trump

Con una rapidez pocas veces vista en el Capitolio, la l铆der dem贸crata y presidenta de la C谩mara de Representantes, Nancy Pelosi, someter谩 el martes a votaci贸n la declaraci贸n del estado de emergencia con la que Donald Trump pretende apropiarse de los fondos necesarios para acabar de construir el muro en la frontera con M茅xico. 芦No vivimos en una monarqu铆a; en este pa铆s existe la separaci贸n de poderes禄, dijo ayer Pelosi en una conferencia telef贸nica en la que denunci贸 lo que considera un abuso de poder por parte del presidente.

芦Nos hemos preparado para lo peor, porque desgraciadamente este presidente est谩 haciendo lo peor禄, dijo Pelosi, que ayer se encontraba en la localidad fronteriza de Laredo, en Tejas. 芦El presidente est谩 actuando como si la ley no valiera nada y est谩 violando nuestra constituci贸n y por lo tanto nuestra democracia禄. Pocas veces un presidente de la C谩mara, jefe del poder legislativo y segundo en la linea de sucesi贸n del propio presidente, se ha expresado en t茅rminos tan duros al referirse al inquilino de la Casa Blanca.

El diputado dem贸crata por Texas Joaqu铆n Castro ha presentado una propuesta para anular la declaraci贸n del estado de emergencia que ya cuenta con 225 apoyos en una C谩mara que tiene en total 435 esca帽os. Trump declar贸 el estado de emergencia hace una semana y ahora maniobra para hacerse con los primeros 3.600 millones para ampliar el muro, que ya abarca unos 1.000 kil贸metros y que tendr谩 una extensi贸n total de 3.000. En una entrevista con este diario, Castro dijo el mes pasado que har谩 lo que est茅 en su mano para que Trump no acabe ese muro.

El presidente ha recurrido a la 煤nica opci贸n que le quedaba para lograr dinero sin tener que pasar por el Capitolio, que es el que aprueba los presupuestos. Al declarar una emergencia nacional, Trump puede apropiarse de fondos militares que estaban ya presupuestados para otros proyectos. El Capitolio puede anular el estado de emergencia si considera que el presidente ha actuado de forma irresponsable. Aunque los dem贸cratas controlan la c谩mara baja, los republicanos tienen mayor铆a en el Senado.

La decisi贸n m谩s pol茅mica

Aparte de la actividad legislativa, los juzgados norteamericanos han recibido diversas denuncias que cuestionan los argumentos de Trump para declarar el estado de emergencia, sobre todo su afirmaci贸n de que EE.UU. sufre 芦una invasi贸n de traficantes de drogas y de personas y todo tipo de criminales y grupos delictivos禄. Esas denuncias pueden acabar, al cabo de unos meses, en el Tribunal Supremo, a cuyos dos 煤ltimos miembros 鈥攄e un total de nueve鈥 ha elegido el propio Trump.

Una de las demandas la han presentado de forma conjunta los gobiernos de 16 estados, incluidos California y Nueva York, quienes alegan que el propio presidente admiti贸 que el estado de emergencia era innecesario en el discurso en el que lo anunci贸. En una conferencia televisada en la Casa Blanca, Trump dijo el 15 de febrero: 芦No es que me fuera necesario hacerlo, pero prefiero hacerlo para acelerar las cosas禄.

La decisi贸n de declarar el estado de emergencia no ha sentado bien a los republicanos, que creen que puede sentar un peligroso precedente. El senador por Florida Marco Rubio se lo desaconsej贸 a Trump, temeroso de que los juzgados le declaren culpable de emplear poderes extraordinarios para cumplir lo que no es m谩s que una promesa electoral. Como candidato, Trump fue extremadamente cr铆tico con el recurso de Barack Obama a gobernar por decreto cuando ten铆a al Capitolio en contra.

El l铆der dem贸crata en el Senado, Charles Schummer, anunci贸 ayer que tambi茅n llevar谩 la declaraci贸n a votaci贸n en esa c谩mara alta porque 芦si el presidente se sale con la suya, habr谩 cambiado de forma sustancial el equilibrio de poderes de un modo que los padres fundadores de la patria nunca imaginaron禄. Schummer alert贸 a los miembros del Partido Republicano de que deben 芦reaccionar si creen todav铆a que el Congreso debe servir de contrapeso a los excesos del poder ejecutivo禄.

La decisi贸n de Trump es tal vez la m谩s pol茅mica de su mandato y ha soliviantado a miembros de ambos partidos en un pa铆s con una larga tradici贸n de respeto escrupuloso a la separaci贸n de poderes.

Lee m谩s: abc.es


Comparte con sus amigos!